Renovada escuela manzanillera por una mejor enseñanza

La escuela primaria José de la Luz y Caballero mejoró constructivamente para una mejor educación. // Foto Lilian Salvat Romero

Manzanillo. Septiembre 8.- A un amplio proceso de reparación y remodelación de sus espacios, durante el período de confinamiento, fue sometida la escuela primaria José de la Luz y Caballero de esta ciudad.

El plantel ubicado en la calle Pedro Figueredo esquina a Merchán acoge en su matrícula a unos 225 estudiantes desde preescolar a sexto grado, de la zona céntrica de la urbe.

Isbet Viera Quesada, directora del centro educacional, en intercambio con esta reportera manifestó la complacencia de los trabajadores docentes y no docentes, así como de alumnos y familia en general ante el muy esperado mejoramiento de la institución que sirvió de cuartel antes del triunfo revolucionario.

“Tenemos dos locales, en el principal fue donde se acometieron las acciones constructivas fundamentalmente, para el que asignaron unos cinco mil pesos moneda nacional por un mantenimiento ligero que incluyó la sustitución de todo el techo, la red eléctrica, la instalación hidrosanitaria y la sustitución de la carpintería; anteriormente no contábamos con el abasto de agua por la red de acueducto, cosa que nos beneficia ante la lucha epidemiológica que hoy enfrentamos”.

La cubierta del centro escolar fue sustituida// Foto Lilian Salvat Romero

Con las labores de mantenimiento aumentaron el número de locales para aulas y se levantaron divisiones entre estas; “anteriormente teníamos solo cinco aulas ahora crecimos a ocho y un laboratorio de computación donde existe mayor privacidad y seguridad para los equipos en el local principal, los baños mejoraron muchísimo hoy con mejor confort; logramos instalar lavamanos a la salida de estos, ganamos un local para los especialistas y se pintó toda la escuela”.

Se incrementó el número de aulas y áreas// Foto Lilian Salvat Romero

Además de los referidos, cuentan con un local anexo ubicado en la calle Villuendas esquina a Maceo, donde existen dos salones de clase y un espacio para los maestros de este lugar.

Foto Lilian Salvat Romero
Foto Lilian Salvat Romero