Tarea Ordenamiento, principal acción de los economistas manzanilleros

Los economistas mamzanilleros empreden varias acciones en la actual Tarea Ordenamiento  //Foto Eliexer Pelaez Pacheco
Los economistas mamzanilleros empreden varias acciones en la actual Tarea Ordenamiento //Foto Eliexer Pelaez Pacheco

Manzanillo. Abril 1.- Los economistas de este costero territorio del oriente cubano, como los de toda la isla, emprenden desde el inicio del presente año varias iniciativas relacionadas con la Tarea Ordenamiento para lograr su mejor implementación en el municipio.


Así lo confirma William Figueredo Díaz, presidente de la filial municipal de la Asociación Nacional de Economistas de Cuba (ANEC) en Manzanillo, quien manifiesta que los especialistas de esta rama se encuentran trabajando en distintas acciones.


«En estos días estamos enfrascados en la implementación del Ordenamiento en las unidades productivas, dígase las Cooperativas de Producción Agropecuaria (CPA), de Créditos y Servicios (CCS) y las Básicas de Producción Cooperativa (UBPC), un trabajo que forma parte de la Comisión temporal organizada a tales efectos, en la cual nos ha correspondido la parte económica.

William Figueredo Díaz //Foto Eliexer Pelaez Pacheco
William Figueredo Díaz //Foto Eliexer Pelaez Pacheco


Incluso participamos en el diagnóstico de la situación económica que presentan estas entidades tan importantes para los momentos actuales, a las que les corresponden la producción de alimentos».


En este accionar los economistas manzanilleros velan por el asesoramiento de las instituciones involucradas para que puedan tener éxito en la labor. «Así llegamos a las bases y a los bancos en aras de involucrarnos lo más posible a la situación económica de cada uno de estos centros productivos, y sobre todo a las perspectivas que los mismos presentan».


Durante este tiempo los responsables de la economía local también han emprendido otras actividades relacionadas con la Tarea Ordenamiento. Así agregó Figueredo Díaz al referirse que «desde la asesoría de la aplicación de la reforma salarial y los precios, sobre todo en lugares donde han existido algunas dificultades. Afortunadamente estamos ya casi al final de esta primera orientación que recibimos», señaló el directivo.


Sin lugar a dudas uno de los logros que hoy tiene la ANEC en Manzanillo es la apertura de la carrera de la Licenciatura en Contabilidad que ahora enfrenta un curso atípico por la actual situación epidemiológica que enfrentamos por la COVID-19. «Esta es una formación importante para los jóvenes manzanilleros porque constituyen la reserva de los economistas del territorio, ya que presentaba un notable envejecimiento de esta fuerza laboral, y de nuestro potencial económico al no contar con este tipo de carrera en el muncipio.


Gracias a los notables esfuerzos de varios organismos y de la Universidad de Granma abrimos esta especialidad con una matrícula de 30 jóvenes, que además son trabajadores de distintas entidades. A pesar de las dificultades que hoy existen motivadas por la COVID-19 esta preparación va marchando bien.

La casa granmense de altos estudios para esto ha establecido encuentros periódicos cuando se ha podido por la pandemia, aunque ahora no de manera presencial, por lo que en la actualidad se explotan las redes sociales como los grupos de WhatsApp y demás plataformas», expuso el economista.


William Figueredo agregó que continúan creciendo con la membresía de la asociación «por la solicitud de muchos jóvenes que han llegado motivados por el interés de la superación y de la participación en eventos y citas de intercambio, tareas fuertes de nuestra asociación que hoy están detenidas debido a la situación epidemiológica».


Figueredo Díaz resumió todo este período como de grandes oportunidades para los economistas locales. «Este momento ha sido para fortalecer nuestra asociación en las distintas secciones de base, y para que todos nuestros especialistas aporten y apoyen las tareas, tanto del ordenamiento como las demás que se nos han convocado, incluyendo las de la vida interna de la ANEC», concluyó el directivo.


En la actualidad los economistas tienen una gran responsabilidad, y son el bastión esencial con el que contamos para la eficaz implementación de las nuevas políticas económicas del Estado cubano. Es la ayuda de los miembros de la ANEC algo vital para los logros en el municipio y poder brindar nuestro aporte al desarrollo local y de la nación.