Tras la ruta de la venta de medicamentos en Manzanillo

En las farmacias se trabaja para lograr el control de la venta de los medicamentos //Foto Eliexer Pelaez Pacheco

Manzanillo. Octubre 23.- Uno de los temas más sensibles para la población de esta ciudad durante los últimos días, lo es sin dudas, la actual situación que se vive en nuestro territorio en cuanto a la organización y venta de los medicamentos en las farmacias locales y de manera ilícita fuera de ellas.


Hablar al respecto es encontrar disímiles criterios que varían según la experiencia que cada uno haya vivido con relación a esto, la frustración y el deseo de poder encontrar lo que realmente se requiere para tratar y curar las dolencias que alguien pueda tener, sin necesidad de recurrir a la compra de los fármacos a precios que casi nunca se corresponden con los bolsillos del afectado.


No podemos olvidar que muchas de las preocupaciones que hoy se viven están relacionadas también porque el país se enfrenta a una fuerte crisis económica por la situación epidemiológica que transitamos, a lo que se une el recrudecimiento del injusto bloqueo comercial y financiero que el gobierno de los Estados Unidos intensifica hacia la isla.


Por eso hemos tenido una crítica realidad por la falta de medicamentos lo que hace que se oferten en pocas cantidades en nuestra red de farmacias, a veces la venta de muchos de ellos es casi nula, y además se ha hecho difícil la entrada de las materias primas para producirlos en nuestro propio país, que ya busca alternativas, y poco a poco va estabilizando sus fábricas para producir algunos fármacos que se necesitan.


Opiniones
Ana María Barbán Villarreal es una joven manzanillera que dice que en la actualidad “sí se observa una organización en nuestras farmacias para comercializar los medicamentos, hasta se lleva un control de aquellas personas que compran medicamentos, pero sí debemos atacar a aquellos abusadores que en la calle están vendiendo estas medicinas a altos precios, algo que es desfavorable para nuestro país con la situación que tiene por la COVID-19.

Ana María Barbán Villarreal //Foto Eliexer Pelaez Pacheco


Esas personas no tienen conciencia, no cuentan con el amor hacia los demás porque es tan alto el precio que tienen esos medicamentos que muchas no los pueden comprar aunque le hacen falta. Esto empaña a nuestra nación que tanto se ha sacrificado en que tengamos hoy una salud gratuita”, dijo Barbán Villarreal.


Maydelis León Viera es una de las convalecientes hoy de la COVID-19 que le ha provocado algunas secuelas severas para su salud. Ella confiesa que tuvo la suerte de no tener que pagar ninguno de los medicamentos a altos precios pues su tránsito por esta enfermedad fue completo mediante un ingreso en el hospital Celia Sánchez Manduley y que allí le suministraron todas las medicinas que necesitó sin ningún problema, pero sí tiene criterios de lo que está viviendo hoy al respecto.


Ella dice que sobre las medidas de las farmacias “es verdad que se tomaron para que no suceda que la población acapare los medicamentos que estamos necesitando, pero creo que es vital atender el reclamo de los manzanilleros que se quejan de que aún existen en las colas algunas personas que siempre que hay una venta repiten y no le brindan la oportunidad al que no lo pudo comprar alcanzar sus dosis.

Maydelis León Viera //Foto Eliexer Pelaez Pacheco


Muchos de estos son acaparadores que luego las revenden a precios muy elevados aprovechándose de la necesidad de otros. Es muy triste escuchar y ver a muchos dolientes que sí han tenido que comprar sus medicamentos a esos elevados precios.


Sabemos que se toman medidas con esas abusadores pero se deben continuar y fortalecer las sanciones para erradicar esas actitudes irresponsables, egoístas, nada altruistas de otros manzanilleros que se valen del entorno para sus negocios, en vez de apoyarnos, unirnos como siempre nos hemos caracterizado en momentos difíciles”, expresó León Viera.


Yaisel Guerra Sánchez opina que “este año sí estuvo en algunos meses desorganizada la venta en las farmacias, pero ya se ve como con el trabajo de los factores de la comunidad esto se ha revertido, lo que ha influido en una mayor organización y que la población se sienta un poco más satisfecha a la hora de adquirirlo”.

Yaisel Guerra Sánchez //Foto Eliexer Pelaez Pacheco


Por su parte Martha Palanco Betancourt expresó que “sí puedo asegurar que he tenido la oportunidad de ir a las compras de las farmacias y en algunas de ellas que he llegado siempre he visto a las mismas caras, opino que si hay un control, como dicen, de los medicamentos no entiendo porque siempre son los mismos individuos los que están en esas colas.


Este es un criterio que se repite y es lógico porque si la venta es controlada y el medicamento entra una vez al mes no debe ser así, igual lo veo con otros medicamentos que no son controlados como los antibióticos, analgésicos, antinflamatorios, siempre vemos a los mismos compradores en las colas.

Entonces el llamado es a los que controlan las ventas para que no se repita el personal.
Esto crea en la población un gran descontento porque hay pacientes que necesitan sus medicamentos y cuando van ya están los turnos dados, no alcanzan sus medicinas, porque siempre son los mismos que acaparan, pienso que falta más control.

Martha Palanco Betancourt //Foto Eliexer Pelaez Pacheco


No podemos descartar que tenemos escasez de los medicamentos en las farmacias, eso para nadie es un secreto por la situación que atraviesa el país y más por esta pandemia, que sucede que al haber esa cantidad de medicamentos escasos en nuestras unidades, este crece a precio exorbitantes en la calle donde hay personas que viven sólo de su salario y que no pueden comprarlo.


A esos inescrupulosos aprovechados les falta dignidad y moral, en un período como este en el que debe existir la solidaridad, el altruismo, y la unión entre todos en el que se vea que si alguien necesite un medicamento, por qué se le va a vender a ese precio tan escandaloso”, manifestó Palanco Betancourt.


Acciones
Todos estos criterios bien lo sabe la dirección municipal de farmacias, por eso no descansan en darle respuestas con su accionar diario en cada una de las unidades.


Haydé García Pérez, jefa del Complejo Farmacias Manzanillo explica como en este territorio se organiza el proceso de ventas. “Partiendo que la distribución las ventas de medicamentos es cada 10 días, estamos trabajando con los factores de los consejos populares.

Haydé García Pérez //Foto Eliexer Pelaez Pacheco


Es válido destacar el apoyo que estos directivos nos brindan del cual estamos muy agradecidos para logar el control de nuestro proceso en cada uno de nuestros sitios.
Ellos nos ayudan en la organización, en reconocer a aquellos que son llamados coleros para su enfrentamiento, y como refuerzo contamos con los jefes de sectores de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR)”, dijo la representante de farmacias aquí.


Los trabajadores de este sector con vistas a lograr mejor calidad de este servicio desarrollan un plan de acción que les orientaron desde su dirección provincial con un grupo de aspectos e indicaciones para minimizar el efecto de las faltas y la organización de las colas.


Este plan contiene 25 medidas que combate la venta ilegal de los medicamentos. “Son más bien acciones de control de manera general, de organización, fiscalización, que están contenidas en ellas a raíz de todo estos problemas que estamos enfrentamos de la escasez y la propia situación epidemiológica”, resaltó Haydé.


“El día de las ventas de medicamentos específicamente el consejo de dirección del municipio Manzanillo nos distribuimos por las diferentes unidades de farmacias para orientar a la población sobre alguna duda que pueda tener, y para revisar desde dentro las cosas que puedan pasar para que no se hagan mal”, agregó la directiva.


García Pérez comenta además que a pesar de que las farmacias no cuentan con el servicio de mensajería “hemos desempeñado también este trabajo pues hay un grupo de la población vulnerable que son atendidas desde los consejos populares, se colegia con la administración de las farmacias y así se le brinda todo el apoyo”, resaltó.

Foto Eliexer Pelaez Pacheco


Con el grupo de apoyo al trabajo de los farmacéuticos se logra dar respuestas a los criterios de que en las ventas repiten los mismos compradores. “Nosotros estamos combatiendo con fuerza esto e incluso hemos indicado un grupo de acciones a aplicar con determinados medicamentos muy demandados como el Alprazolam y los antibióticos, normas que nos han dado buenos resultados en el enfrentamiento al acaparamiento.


Sabemos que sí han salido figuras que insiden, pero llevamos a cabo ese grupo de disposiciones para tratar de minimizar esa personas que están acudiendo a la farmacia cada vez que hay medicamentos”, dijo Haydé.


Combatir la ilegalidad
Todos los entrevistados coinciden en que debemos combatir con fuerza a los acaparadores y revendedores de medicamento por el daño que hacen. Así por ejemplo Ana María dice que “todo el que sepa de aquellos indolentes que venden estas medicinas que lo denuncien, que lo transmitan para ver como eliminamos toda esta injusticia que a veces se ve.”


Maydelis manifestó que “desde los mismos barrios podemos combatir esto haciendo saber quiénes acostumbran acaparar estos productos para vender. No podemos tener miedo a enfrentar esta situación, debemos dirigirnos a cualquier sitio donde sea necesario para hacer con razón nuestras demandas para que se tomen todas las medidas con las que se elimine este delito.”


“Combatir a los acaparadores representa mucho y es necesario, porque hay personas que a veces no puede adquirir sus medicamentos en las farmacias y llegan estas otras a venderlos muy caros hasta cuatro veces superior al que tienen en las farmacias.
Esas personas no tienen sentimientos porque a veces creo que ni piensan en sus familiares porque es injusto que se aprovechen del demás”, dijo Yaisel.


Este muchacho agregó que “lo primero que tenemos hacer es combatirlo tanto en la casa, como en una esquina, en cualquier lugar, porque es el pueblo quien tiene que luchar contra esto, no es una solo persona, porque en este país estamos acostumbrados que la lucha es de todos y por el bien de todos”, aseguró Guerra Sánchez.


Sobre este mismo criterio coincide Haydé quien agrega que “sí es cierto que también necesitamos indudablemente el combate de la población porque sólo el farmacéutico no va a ganar esta batalla que es de todos, la farmacia es del pueblo, y por eso están presente en el combate los compañeros del consejo popular, por eso insistimos que no podemos dejar aparte este apoyo que nos están dando”.


Convocatoria
La jefa del Complejo Farmacias Manzanillo agrega un mensaje final para la población, “convocar a nuestro pueblo a que sea disciplinado en las farmacias y que nos ayuden a enfrentar a esas figuras que están prestas siempre a molestar a la población.

Yo insisto en algo que mantengo como criterio, si el pueblo nos ayuda, nosotros resolvemos el problema a pesar de que no es mucho lo que llega, pero con la ayuda de todos, los medicamentos llegan a un poquito más de personas”, concluyó García Pérez.





Un comentario en “Tras la ruta de la venta de medicamentos en Manzanillo

  1. Vaya venta de medicamento jj , mire hace unos meses yo fui a la farmacia d ela calle del hosital celia y el en 4 persona se acabo la dipirona , y el la calle hay a 300 eso un blister , otra cosa esos listado or delegado fue otro relajo ponian y quitaban personas , esto es lo de nuca acabar , yo no he podido comrar ni un medicamento y tengo tarjeton , esto es un descaro , los medicamentos no salen a la calle y claro esta los venden a recios altos .

Los comentarios están cerrados.