Triunfo de la medicina en Cuba: ¡Los trillizos Nasly, Néstor y Ernesto están bien!

Nasly, Néstor y Ernesto // Foto Roberto Mesa

Nasly, Néstor y Ernesto, los trillizos que vinieron al mundo el pasado 29 de agosto en el Hospital Materno Fe del Valle, de Manzanillo en Granma, están bien y vitales, ya en brazos de Yanet Orasma Rodríguez, la feliz mamá.

El júbilo de hoy es resultado del cuidadoso proceder de los integrantes del Programa Materno – Infantil de la provincia Granma, que concluyó con el parto, primero de trillizos en Cuba en el año de la pandemia de la covid-19.

La satisfactoria evolución de los trillizos, del costero municipio de Niquero es un incuestionable éxito de la medicina cubana y en particular de los profesionales manzanilleros, pues la cesárea aconteció a las 34 semanas de gestación de la progenitora, quien en ese momento era positiva al nuevo coronavirus.

Néstor y Ernesto ya alcanzaron los 2500 gramos(g) (poco más de cinco libras) de peso y Nasly marca ahora los 2100 g, que significan 4,7 libras, aun bajo peso.

La felicidad es evidente en el equipo de la sala 2A, de la institución médica, que crece inmensa en el padre Ernesto Yero y la abuela materna, Lourdes Rodríguez Beritán.

“No tengo palabras para agradecer tanto cuidado y atenciones de los médicos, enfermeras y hasta de las pantristas. Estoy en el hospital desde los seis meses de embarazo y la felicidad de estos minutos solo es comparable con la llegada de mi hijo mayor de 18 años”, me comentó Yanet, entre sonrisas.

A Ernesto, joven campesino que se estrena en los menesteres de padre, no hubo quien lo hiciera hablar de la emoción. Mientras, Lourdes elogió el cuidado de sus nietos, que deben residir en una vivienda que para las madres con este tipo de alumbramientos garantiza el Gobierno. La posibilidad aún no se concreta para la joven madre niquereña y sus bebés.

La licenciada Leonor Salgado Davila, enfermera pediatra, asevera que “todos los parámetros están maravillosos. Los bebés están vitales: se alimentan bien”.

“Aunque los tres deben ir ganando más peso, la niña es la que en este minuto debe lograr más porque aun no pasa el umbral de las cinco libras. Sí, también estoy feliz de este resultado que es de todo el colectivo del “Fe del Valle”, cerró Salgado Dávila.

Foto: Roberto Mesa Matos / Facebook.

Foto: Roberto Mesa Matos / Facebook.