Universidad de Camagüey, la primera de la Revolución

Fotos: Miozotis Fabelo Pinares

Camagüey, Cuba.- La Universidad de Camagüey, hoy conocida con el nombre de Ignacio Agramonte, inició el primer curso académico el 6 de noviembre de 1967, con las carreras de Agronomía y Pedagogía, en locales de dos Institutos Politécnicos. 

Ambas especialidades se trasladan a principios del año 1968 a la Finca San Isidro, en las afueras de la ciudad de Camagüey, constituido en 1972 como Centro Universitario; y en 1974 pasan a la actual sede central en construcción, en la Circunvalación Norte. Un año después, en 1975, fue reconocida oficialmente como Universidad por la Ley 1294 del Consejo de Ministros de la República de Cuba. 

Según las referencias sobre el surgimiento de la Universidad que marca el inicio de los estudios superiores en la provincia de Camagüey, de ella surgen el llamado Instituto Superior de Ciencias Pedagógicas, y la actual Universidad de Ciencias Médicas. 

Desde el año 2014, con el proceso de integración de las universidades cubanas, la de Camagüey dispone de tres sedes, la inicial, nombrada Ignacio Agramonte en el 2010, y Manuel Fajardo y José Martí, antiguas Universidades de Cultura Física y de Ciencias Pedagógicas, respectivamente. 

El Rector, Doctor en Ciencias Santiago Lajes Choy reconoce las fortalezas de la institución, “con una matrícula aproximada de 15 mil estudiantes, en diez Facultades y 53 carreras, con 52 Programas de Postgrado y doce Centros Universitarios Municipales (CUM), surgidos hace veinte años, como parte del proceso de universalización de la Educación Superior. 

Más de 110 mil graduados en la Universidad de Camagüey

“En el año 2014 alcanzamos la categoría de Certificada, y es la primera universidad integrada que se somete al proceso de acreditación institucional; hoy en opción a la condición de Excelencia. 

“En el claustro de poco más de mil 300 profesores, el treinta por ciento tienen categoría científica de Doctor en Ciencias; existen 46 programas acreditados, la mayoría de Excelencia; once especialidades de excelencia y de los 26 cursos de superación académica evaluados, trece tienen también la máxima categoría. A nivel internacional una maestría y dos doctorados están acreditados por la Asociación Universitaria Iberoamericana de Postgrado (AUIP), resultado que avala el prestigio de la institución en el extranjero”. 

Se reconoce en la Universidad Ignacio Agramonte, el desempeño de los docentes investigadores y de estudiantes en los programas de innovación y la cooperación internacional con 169 convenios firmados con instituciones de la Educación Superior de 26 países. 

Actualmente están en desarrollo ocho programas de innovación; más de cien proyectos sostenibles en catorce líneas de investigación y crecen las publicaciones científicas en revistas de Alto Impacto. 

“Tenemos el reto de convertir resultados en innovaciones concretas, -apunta el Rector Lajes Choy-, y trabajamos en temas con prioridad para el desarrollo económico, entre ellos, la soberanía alimentaria y la educación nutricional; la gestión y diversificación de la eficiencia industrial;  la eficiencia  energética y las fuentes  renovables  de energía; la construcción de viviendas  y desarrollo de nuevos materiales de la construcción; el desarrollo sostenible del turismo;  la informatización, las comunicaciones y la inteligencia artificial;  la gestión del desarrollo local sostenible; y las Ciencias Sociales, para atender  las demandas del desarrollo social, la educación y el incremento de la calidad de vida,  que transversalizan todos los programas”. 

Personalidades, profesores y estudiantes reciben la Placa Conmemorativa
Médicos de la primera graduación de la Escuela de Medicina de la Universidad de Camagüey

En el acto conmemorativo por el aniversario 55 de la fundación de la Universidad, efectuado en el Salón de Protocolo Nicolás Guillén, un numeroso grupo de personalidades, profesores, trabajadores y estudiantes, entre ellos, antiguos Rectores de las Universidades en la provincia, y cinco médicos aún activos, de la primera graduación de la entonces Escuela de Medicina, efectuada hace 50 años, recibieron la Placa Conmemorativa, en forma de medalla, que reconoce los aportes al desarrollo de la primera Universidad  creada por la Revolución en Cuba, el seis  de noviembre de 1967. 

Especialistas belgas de proyectos con la Universidad reciben también reconocimientos

Recibieron también el reconocimiento los invitados,  Peter de Lannoy, experto en cooperación internacional del proyecto VLIR UOS-Consejo Flamenco Inter-universitario y Françoise de Cupere, de la Oficina de Relaciones Internacionales y Movilidad Estudiantil en la Universidad Libre de Bruselas, unas de las instituciones que mantiene colaboración con la camagüeyana. 

El miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC), y Primer Secretario en la provincia de Camagüey, Federico Hernández;  la Vicegobernadora Carmen Hernández Requejo y otros dirigentes del Partido, el Gobierno, la  Central de Trabajadores de Cuba (CTC) y el Sindicato de Trabajadores de la Educación, las Ciencias y el Deporte (SNTECD),  participaron en el homenaje. 

El Rector de la Universidad, Santiago Lajes Choy, en nombre del colectivo significó “en este día, la presencia de Fidel, el artífice de la creación de esta institución; y a él dedicamos el agradecimiento de todos los que han transitado este camino de cinco décadas y media”.   

Profesores, estudiantes y trabajadores de la Universidad Ignacio Agramonte, tienen el reto permanente de ser consecuentes con las ideas expresadas por el líder histórico de la Revolución Cubana, Comandante en Jefe Fidel Castro, en mensaje enviado el 17 de enero de 1978, quien entonces aseguró, «Creemos en la educación, porque creemos en nuestra magnífica juventud, y en nuestros profesores, y en sus inagotables posibilidades de perfeccionamiento». 

En la Universidad Ignacio Agramonte, de Camagüey, se han graduado en estos 55 años, más de ciento diez mil profesionales, de ocho provincias y de varios países de todos los continentes.