Golfovisión llegó a los 15

Foto tomada de Facebook

El inicio.

Transcurría la tarde del miércoles ocho de septiembre de 2004. Por Radio Granma se había anunciado días antes la noticia: Manzanillo contaría además de una emisora radial, con un telecentro y era esa la fecha escogida para comenzar a emitir la señal al éter.

Todo un pueblo expectante, los televisores se encendieron para ver el acontecimiento. Nadie quería perder la oportunidad de ser protagonista también desde la sala de su casa, y de ver por primera vez una señal propia hecha desde esta ciudad de mar.

No hubo una transmisión dentro del primer edificio del centro ubicado en la calle Pedro Figueredo número 23 entre Villuendas y Sariol. El acontecimiento era tan grande que fue maravilloso hacerlo desde afuera. Justo a las seis en punto salen las primeras imágenes y un logo azul que simula la cúpula de la glorieta morisca en forma de micrófono y el nombre Golfo Visión sellado por olas que identifican a la ciudad, fruto de la creación de Alberto Nuevo Rojo, anuncian que ya el telecentro está en el aire.

La música del maestro Pachy Naranjo, director de la orquesta Original de Manzanillo identifica al primer programa de la planta televisiva la revista De tarde en tarde. La conductora Yasmina Iglesias Nuevo, la manzanillera que llevaba un tiempo trabajando en la televisión provincial, daba el saludo a los televidentes.

Hubo aplausos al ver la señal del primer canal municipal del país en el aire, del pueblo y las autoridades políticas y gubernamentales del territorio y la provincia que estaban presentes encabezadas por Lázaro Expósito canto, miembro del Comité Central y Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC) en Granma y su homólogo en Manzanillo Luis Virelles Barreda .

“Las primeras imágenes que se producen desde Manzanillo…”, dice Iglesias Nuevo y suben los ánimos, el orgullo, la alegría de los realizadores del canal y de los manzanilleros que ya tenían su propio canal de televisión.

La tarde era lluviosa, se había anunciado la fase informativa para las provincias orientales, ante la cercanía de la tormenta tropical Iván, entonces vendrían nuevos retos y el compromiso de mostrar a los televidentes a través de la imagen la vida de esta ciudad.

La radio manzanillera se hacía eco del acontecimiento, Cruz Ferrer Sànchez, periodista de la emisora local en aquel entonces, lideraba el remoto ubicado en el lugar del suceso y lustraba con voz lo que acontecía. Así comenzaba una historia bajo el eslogan “La señal del golfo” que ya cultiva hoy 15 años.

Antes.

Para que este fruto surgiera,  a propósito de la idea del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, de crear nuevos telecentros capaces de reflejar la vida política, cultural y socioeconómica de un territorio al calor de la Batalla de ideas, hubo muchas personas que ayudaron a materializar el intento, que sirvió de acicate para que en Cuba surgieran nuevos canales de televisión.

Del telecentro provincial CNC TV Granma llegaron hasta la ciudad del Golfo del Guacanayabo realizadores que prepararían a los responsables de hacer realidad la televisión en Manzanillo. Camarógrafos, editores y periodistas, entre ellos la experimentada Gloria Guerrero y sus colegas Katiuska León y Alcides Garcìa, escogieron en los casting realizados a quienes darían voz e imagen a Golfovisión.

Creadores de la emisora Radio Granma, especialistas en maneras de hacer comunicación estuvieron dentro de los primeros que recibieron la preparación para hacer televisiòn aquì. Nombres como Rafael Terrero, Yaquelìn Reyes Caìña, Marzo Enrique Rivero Bertot, Rocles Figueroa y Marlenka Alarcòn Magadàn, dejarían de ser anónimos por sólo por escucharse en la radio, para luego ser identificados por un pueblo al mostrar sus rostros y darle vida a la programación del canal que surgía.

La programación.

Esta casi al principio era netamente recreativa con novelas, películas y musicales, que alternaban con programas informativos, culturales y variado que mostraban al obrero, al estudiante, al campesino y al humilde de esta ciudad. Se transmitían series, documentales y programas de corte social.

El canal contaría desde las seis de la tarde y hasta las 11 de la noche con espacios como las revistas Ámbito manzanillero, Destellos, Video Clip, Punto de Giro, Séptima Visión, y el noticiero Noticias 66.

Poco a poco la programación del canal fue enriqueciéndose hasta contar hoy con espacios que son seguidos por una teleaudiencia ganada durante estos 15 años con nuestras maneras de hacer.

Llegadas de sus protagonistas.

De los fundadores del canal José Felipe Matos, a quien todos lo conocen como Muñeco,  el chofer de la entidad recuerda cómo llegó al telecentro. “Yo era mecánico del taller del PCC y el presidente del gobierno en la provincia de aquel momento mandó a un chofer a que me avisaran del telecentro que se iba a construir en Manzanillo para el cual necesitaban un chofer luminotècnico y que si yo estaba dispuesto a ir a Holguìn y a Bayamo a estudiar para esa plaza y acepté”.

“Ser fundador de este canal fue un reto muy importante, porque en realidad ninguno de nosotros conocíamos nada de televisión, todos empezábamos.  Trabajar en un centro como este, que es un centro de batalla de ideas, donde hacemos trabajos a los campesinos, a la cultura, de las fábricas, y ver cómo ellos se sienten reflejados es muy importante”.


Un año de estar al aire Golfovisiòn llegaron Kirenia Salgado Ferrer y Renè Gonzàlez Sierra. Kirenia dice que “me enteré por la radio de que para este canal se convocaban muchachas económicas preparadas, me presenté y me aceptaron y comencé a trabajar en enero de 2005”

 

Rene dice que “en el 2005 yo radicaba en La Habana y me dirigí hacia Manzanillo donde supe que había una plaza de informático en el telecentro Golfovisión, me presenté y fui aceptado y hasta la fecha han transcurrido  14 años donde he crecido profesionalmente donde pasé cursos de editor, cámara y otro de director de programas”.

 

Otros profesionales se insertaron también a este canal como el joven camarógrafo Reinier Olivera, quien dice que llegó luego de concluir su carrera de Comunicación Social. “En el 2012 había transitado por un curso de seis meses en este propio centro donde me gradúe de camarógrafo de televisión  y luego de terminar mis prácticas me convocaron a trabajar aquí y acepté”.


Una de las personas que recientemente se incorporó a trabajar en Golfovisión es  la periodista Virgen Mustelier Maceo, quien dice que llegó aquí de forma fortuita “porque realmente yo trabajaba en la oficina de patrimonio y sabía que había posibilidades de una plaza de asesora, tuve interés, pero no fue posible hasta que me propusieron la plaza de periodista que actualmente ocupo, y yo simplemente dije que si porque me considero una persona que no le tengo miedo a los cambios, mucho menos a los retos y realmente tengo como arma la preparación como filóloga y por eso di mi posición de entrar”.


Madeleyes Vargas Paneque, quien lleva tres años laborando en el canal, dice que comenzó “dirigiendo la cartelera que anunciaba la programación de Golfovisión y desde entonces he ido transitando en conocimientos, porque la televisión es un mundo en el que se aprende todos los días y es de vital importancia aquí estar pendiente de muchos detalles y ya he tenido la posibilidad de incursionar en la actualidad en otros espacios”.

 

Todos estos trabajadores de Golfovisión  se sienten orgullosos de formar parte de este colectivo y de aportar cada día para que el trabajo tenga la calidad que exige el televidente manzanillero.

Resultados.

Por un colectivo de trabajo así el primer canal comunitario municipal del país tiene muchos premios, en festivales regionales, provinciales y nacionales y en convenciones internacionales de radio y televisión.

Golfovisión ostenta además por varios años consecutivos  la condición de Colectivo Distinguido Nacional que otorga el Sindicato de la Cultura, múltiples reconocimientos, galardones, y  es un centro de referencia en el país por todos los éxitos y lo que ha logrado realizar, con el talento de profesionales jóvenes que apuestan por una televisión mejor a tono con los cambios de las nuevas tecnologías de la informáticas y las comunicaciones.

 Venciendo obstáculos.

Con un nuevo edificio, ahora remodelado, en la calle Doctor Codina entre Martí y Mártires de Viet Nam, el futuro es seguir creciendo y venciendo obstáculos para se mejor. En cierta ocasión su señal se apagó por un corto período de tiempo, debido a una descarga eléctrica que obligó para preservar la técnica a cambiar la salida al aire, que en su principio era de lunes a viernes, para mantenerse en la actualidad  los lunes, miércoles y viernes.

Por el estado constructivo que presentó, el local ocupó espacios como el segundo nivel de la casa de cultura municipal, el edificio de la actual Comisión electoral Municipal y la sala teatro de Radio Granma, para seguir en el aire junto a su pueblo. Ahora muestra una nueva imagen, renovada, llamativa y más cómoda.

Los quince.

Golfovisión sigue apostando por mantenerse como la señal del Golfo, el canal por donde Manzanillo se ve con sus maneras de hacer, de ahí que para compartir con los realizadores de los demás telecentros municipales del país, este telecentro es sede de un evento regional que cada año reúne en nuestra ciudad al talento del audiovisual del oriente del país.

Ya Golfovisión llegó a los 15 años, este ocho de septiembre se escucha un vals, las luces brillan con más colores, y los realizadores bailan al compás del ritmo de la música del éxito, que le permite mantenerse al aire, para seguir siendo preferido por los manzanilleros que buscarán su señal, por el amor a su televisión.

Comparte esto!