Abre La Habana sus puertas al reinicio de operaciones de Air China

El reinicio de los vuelos directos entre Cuba y China constituye, en palabras del miembro del Buró Político y primer ministro, Manuel Marrero Cruz, un acontecimiento vital para el fortalecimiento de las relaciones entre ambos países.

«Air China llegó para quedarse en Cuba. Esta no es una acción aislada, es resultado del fortalecimiento de las históricas relaciones que vienen desarrollándose entre nuestros Partidos y Gobiernos», enfatizó.

Durante el recibimiento del Boeing 787-9 este 17 de mayo, en la terminal 3 del Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana, el Jefe de Gobierno resaltó que representa, además, una muestra de que Cuba no está sola y «estamos convencidos que con este vuelo empieza una nueva etapa».

Marrero Cruz agradeció a las máximas autoridades del Partido y del Gobierno de la nación asiática, al pueblo chino y al embajador en La Habana, Ma Hui, por hacer posible esta conexión que contribuirá a fortalecer los intercambios comerciales y turísticos.

Foto: Estudios Revolución

El ministro de Turismo, Juan Carlos García Granda, significó el anuncio, en la finalizada Feria Internacional de Turismo, de la exención del visado para ciudadanos chinos portadores del pasaporte ordinario, lo que facilita y favorece la llegada de viajeros a la Isla.

García Granda resaltó, entre las ventajas de este vuelo, que no requerirá de visado de tránsito en España durante la escala en Madrid, lo que hace el trayecto mucho más cómodo y sencillo.

Agregó que FITCuba 2025 tendrá a China como país invitado de honor, fortaleciendo aún más los lazos turísticos. «Es un momento histórico para las relaciones comerciales bilaterales y las posibilidades que se abren son ilimitadas, sentando las bases para el multidestino».

Cuba –dijo– es un destino único, lleno de atractivos para los visitantes chinos, a quienes les ofrecemos cultura, historia, patrimonio, eventos y turismo de salud, entre otras modalidades.

Asimismo, precisó que se trabaja en la implementación, en los próximos meses, de un sistema mediante Fincimex para facilitar las transacciones de los visitantes chinos y mejorar, aún más, su experiencia de viaje.

Foto: Estudios Revolución

Por otra parte, Eduardo Rodríguez Dávila, ministro de Transporte, resaltó que, desde el invierno 2015-2016 hasta el invierno 2019-2020, Air China se mantuvo cubriendo la ruta entre ambos países con escala en Montreal, transportando pasajeros y mercancías.

Sin embargo, añadió que la pandemia causó la interrupción de dichos vuelos y, tras la reapertura del turismo en China, Cuba fue elegida como destino y es así que se reinician las operaciones en nuestro país con dos frecuencias semanales.

«Esto constituye una excelente oportunidad de conectar no solo a los países involucrados en la ruta, sino a otras naciones de Asia y Europa, servidos por esta prestigiosa aerolínea», remarcó.

El embajador de China en La Habana, Ma Hui, agradeció a las autoridades pertinentes que facilitaron esta operación, que abre un nuevo capítulo en las relaciones chino-cubanas.

Estos vuelos, ponderó, permitirán profundizar el turismo y la recuperación económica de la Mayor de las Antillas, y son un paso sólido hacia la construcción de una comunidad de futuro compartido entre ambos países.

Foto: Estudios Revolución

Artículos Relacionados

En Chambas se buscan y encuentran soluciones entre todos (+Audio)

El camino de Amancio y Céspedes (+Audio)