Acentuar lucha antivectorial es constante en Manzanillo

La inspección a las viviendas y depósitos de agua es prioridad en la lucha antivectorial en Manzanillo// Foto Denia Fleitas Rosales
La inspección a las viviendas y depósitos de agua es prioridad en la lucha antivectorial en Manzanillo// Foto Denia Fleitas Rosales

Manzanillo. Enero 21.- El alto riesgo de transmisión de arbovirosis en esta porción granmense convierte la lucha antivectorial en un imperactivo para garantizar la salud de los manzanilleros.

El reporte de 67 focos del mosquito Aedes Aegypti transmisor del dengue, a 13 días del ciclo vigente, activa la alerta al ser 21 más que en igual período del año anterior, aunque la cifra cuantifica 37 focos menos que en el ciclo precedente, refiere la doctora Graciela Román Santisteban, directora del Centro municipal de Higiene y Epidemiología.

Tales manifestaciones focales representan un incremento en el territorio, marcado en las áreas de salud número uno y tres, de los policlínicos Francisca Rivero Arocha y René Vallejo Ortiz, respectivamente; el primero con 49 y el Vallejo con cinco.

Los habitantes de los consejos populares seis y cuatro, del centro de la ciudad del Golfo de Guacanayabo, presentan mayor probabilidad de exposición porque en sus áreas se concentran 17 y 15 focos, en ese orden.

La especialista que rectorea la campaña de lucha antivectorial detalla que en el municipio se reportan 102 depósitos positivos al agente transmisor de enfermedades: 49 tanques bajos representan el 48.04 por ciento, el 17 por ciento son larvitrampas y el resto recipientes artificiales no destruibles, cisternas y sistemas de evacuación de residuales.

En su intervención la titular de Epidemiología llamó la atención sobre la reiteración de 11 manzanas en el municipio, sólo 6 de estas correspondientes al policlínico dos Ángel Ortiz Vázquez, con lo cual tiene el 66. 6 por ciento de reiteratividad; mientras que no existe reporte de las mismas en las comunidades de los policlínico cuatro Luis Enrique de la Paz, de Vuelta del Caño, y cinco Hermanos Labrada, de Jibacoa.

Ante este riesgo Manzanillo despliega el plan de inspección, que se sobrecumple al 110.53 %, donde quedan solamente seis casas cerradas que serán recuperadas en los próximos días.

Como parte de la acción preventiva se efectúan las pesquisas y se detectaron 89 síndromes febriles, de los que sólo se estudiaron 59, a partir del proceso de recuperación del Centro municipal de Microbiología que estuvo en pausa por la carencia de guantes.

Aunque en la jornada anterior no se notificaron casos sospechosos a dengue, en el centro de aislamiento de las arbovirosis, localizado en el campus Blas Roca Calderío de la Universidad de Granma, están ingresados 39 pacientes y este miércoles se dieron 27 altas.

Este peligro epidemiológico que acecha a los manzanilleros demanda de responsabilidad individual y familiar, de la participación de todos los factores sociales y gubernamentales para evitar la propagación de enfermedades, al igual que la prevención frente a la COVID-19; disminuir los riesgos en este frente también es tarea de todos.