Annia Pacheco Palomares: “las razones que nos asisten”

Entrega del Premio provincial de periodismo por la obra del año 2018 // Foto Armando Contreras
Entrega del Premio provincial de periodismo por la obra del año 2018 // Foto Armando Contreras

Cuando la sensibilidad de mujer se conjuga con el compromiso de hacer desde la conciencia, nacen grandes obras. Las de Annia Pacheco Palomares, quizás pudieran parecer efímeras, pero su raíz en una profesión que está al servicio del pueblo, en un periodismo veraz que le convierte en cronista de su tiempo, le conceden el privilegio de ser perdurables.

A sus 40 años, y poco más de una década dedicada a la apasionante profesión periodística desde Radio Granma, la manzanillera mereció el Premio provincial de periodismo Bartolomé Martí Pons, por la obra del año 2018. Ante el desempeño apegado a los valores más humanos, sus palabras bastan.

“Un día, como ocurren esas cosas imprevistas, me propusieron adentrarme en el mundo del periodismo en el telecentro Golfovisión de Manzanillo, en ese entonces era profesora del otrora Instituto superior pedagógico Blas Roca Calderío, hoy sede Blas Roca. Una vez que investigué sobre el apasionante mundo del periodismo accedí a la propuesta y estuve allí unos seis meses”.

“Pero el bichito de la radio, esa magia, esa inmediatez que se vive, me atrajo, tanto que llevo 10 años en este medio de difusión ejerciendo el periodismo, y cada día me encanta más este medio de comunicación tan inmediato, y a la vez, lleno de veracidad que llega a los oyentes, quienes escuchan cuando los hechos están aconteciendo”.

“Aunque las rutinas productivas nos golpean a veces, ciertamente gratifica cuando escuchas el resultado de tu trabajo a través de las ondas hertzianas y de las propias personas, que agradecen les informes y les entregues un producto comunicativo con calidad”.

¿Cuánto exige y demanda de una mujer, hija, madre, esposa, este ejercicio profesional?

“El ejercicio del periodismo exige mucho sacrificio, y más aún cuando se tiene una familia; pero además mucha entrega. Independientemente de que hay que atender todo por igual, demanda entrega porque no tiene hora, espacio. Ahora estás aquí y de momento en una cobertura, lejos de la emisora, de los familiares, tanto que a veces hay momentos que necesitan de ti pero tienes que estar en el cumplimiento de tu deber porque así lo exige la profesión”.

“Pero no deja de maravillarnos, de atraernos, y aún cuando por la noche estemos en casa y siempre con la premisa de que la verdad necesita de nosotros, escribimos, lo llevamos al aire a la audiencia; a través de una crónica, un reportaje, con anuencia de las fuentes, porque el deseo de hacer nunca abandona al periodista”.

Annia Pacheco con 10 años de ejercicio periodístico // Foto Denia Fleitas Rosales
Annia Pacheco con 10 años de ejercicio periodístico // Foto Denia Fleitas Rosales

¿Cuáles son los espacios que quedan para la preparación?

“Todo el tiempo, diría que no hay espacio fijo para la preparación del periodista. Tiene que conocer de todos los temas, ahí uno de los más grandes retos que tenemos todos los que ejercemos esta profesión para enfrentarnos a los nuevos acontecimientos, diferentes, y eso demanda mucha investigación”.

“No hay tiempo límite para ello, más en momentos cumbres que estamos viviendo con la informatización de la sociedad, que tantas personas están utilizando para dañar la Revolución Cubana y la unidad latinoamericana, y nosotros como fieles defensores de la Patria tenemos que utilizar nuestras armas en defensa de nuestros propios principios y causas justas”.

¿Cuánto aportó a Annia la confluencia en una misma redacción informativa con experimentados periodistas como Pedro Vera Portales?

“Tener maestros como Pedro Enrique Vera Portales es un mérito para todo periodista que tenga la oportunidad de beber de la sabia de este Hombre Noticia. Fue él quien nos hizo perder el temor ante el micrófono y nos incentivó a ser primeros, en apelar a la inmediatez en síntesis para que la audiencia conociera de primera mano cada noticia; propició que tuviéramos la espontaneidad y la valentía de hablar sin temor a equivocarnos y con el principal objetivo de llevar siempre al oyente la información necesaria”.

“Y otros de los referentes para el uso de géneros interpretativos fueron Mayra Batista Infante, Elvia Carbonel Falcón, Cruz Ferrer Sánchez e Idalmis Solás. Y si hoy yo amo tanto al reportaje y me gusta trabajarlo, porque creo que toca la sensibilidad humana, se lo debo en gran medida a Mayra, quien me demostró cómo tocar el corazón”.

Después de una década de trabajo llega el premio por la obra del año ¿qué representa para Annia Pacheco?

“Siempre digo que cuando llegan premios de este tipo, cuando uno no lo espera porque siempre cree que hay personas que lo merecen más, es un alto desafío, que nos llena de orgullo pero impone mayor preparación, compromiso con el pueblo al que representamos y con esa profesión que amamos, y que demanda de mayor solidez para llevar a los oyentes siempre la verdad”.

“Cada día las razones se multiplican cuando se trata de hacer periodismo, sobre todo a los que amamos al gremio, al periodismo cubano, a ese periodismo veraz, inmediato, bien pensado, al periodismo ético por el que se abogó en el X Congreso de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) y al cual tuve el privilegio de ir”.

“Esas son las razones que nos asisten,  la defensa de nuestros ideales, de nuestra Patria, de Latinoamérica en sentido general, en momentos que así lo demandan”.

A esa vocación humanista que despierta la radio y el periodismo, es fiel esta manzanillera que fundamenta enseñanzas desde la profesión, a la que dedica sus horas y pasión para cumplir, entre sus altísimas misiones, esa de ser “can guardador de la casa patria”.