Canciller cubano afirma que medidas anunciadas por EE. UU. son limitadas

Foto: TOMADA DE ACN
Foto: TOMADA DE ACN

Bruno Rodríguez Parrilla, titular de Relaciones Exteriores de Cuba, afirmó hoy que las medidas anunciadas por el gobierno de Estados Unidos (EE. UU.) son limitadas y no revierten el impacto del bloqueo económico que ese país impone a la Isla ni de su inclusión en la lista de Estados patrocinadores del terrorismo.

Desde su cuenta en X, el también miembro del Buró Político del Partido Comunista señaló que dichas medidas persiguen crear divisiones dentro de la sociedad de la Mayor de las Antillas.

Asimismo, denunció que el gobierno de EE. UU. continúa financiando operaciones de desinformación  para responsabilizar al Gobierno de Cuba por los severos daños provocados al pueblo durante 65 años.

«Medidas anunciadas hoy por gobierno de EE.UU. son limitadas. No revierten el cruel impacto y asfixia económica que imponen a las familias cubanas la aplicación del bloqueo genocida y la inclusión en la lista Estados patrocinadores del terrorismo».

«Estas medidas persiguen crear divisiones dentro de la sociedad cubana, mientras el gobierno EE. UU. financia operaciones de desinformación para responsabilizar al Gobierno de Cuba de los severos daños provocados al pueblo cubano durante 65 años».

Johana Tablada, subdirectora general de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores, aseguró que Cuba no obstaculizará las medidas anunciadas por la oficina de control de activos extranjeros del Departamento del Tesoro que van dirigidas a favorecer al sector privado, aun cuando son limitadas y no benefician a toda la sociedad.

Este 28 de mayo la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de EE. UU. anunció que «autoriza a los emprendedores de Cuba abrir y utilizar cuentas bancarias estadounidenses a través de internet para llevar a cabo transacciones financieras» desde la Isla y que busca «promover la libertad de internet en Cuba, apoyar a los empresarios independientes del sector privado y ampliar el acceso a ciertos servicios financieros para el pueblo cubano».

Sin embargo, Cuba permanece en la lista de Estados patrocinadores del terrorismo, que limita las transacciones financieras con bancos internacionales, entorpece el arribo de navieras a puertos de la Isla, y el gobierno estadounidense arrecia las medidas coercitivas unilaterales e injerencistas del bloqueo.