¿Cómo afecta la situación energética el abasto de agua en Cuba?

Unas 700 000 personas no reciben el líquido diariamente, por cortes continuos de electricidad en las estaciones de bombeo.

Cuba vive una situación muy compleja con la distribución de agua potable debido a la actual contingencia energética, pues el sector hidráulico es el segundo servicio que más consume energía eléctrica, solo precedido por la demanda de la población.

Así lo explicó Antonio Rodríguez Rodríguez, presidente del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH), en un encuentro con los medios de prensa, y detalló que unas 700 000 personas en el país no reciben el agua diariamente por cortes continuos de electricidad en las estaciones de bombeo.

De los grupos electrógenos en las plantas suministradoras, significó que, recientemente, hubo solo cobertura para un 36 % de las fuentes de abasto en los territorios; «hemos llegado a un 57 %, pero esperamos cubrir un 65 % con la entrada de otras baterías, próximamente».

El problema se agudiza porque las empresas encargadas del mantenimiento y la reparación a los grupos electrógenos tienen carencias de piezas de repuesto, y realizan un gran esfuerzo para innovar y poner en activo los equipos.

Otra cuestión determinante pasa por el abastecimiento de combustible a esa tecnología, porque algunas están situadas en lugares intrincados, y no siempre les llega el diésel a tiempo. Para llevar agua a los centros vitales deben usarse los camiones cisternas destinados al suministro a la población, lo cual alarga los ciclos en esas comunidades que no reciben el líquido por las conductoras.

A fin de reducir la dependencia del bombeo a la red nacional de electricidad, se agiliza todo lo posible la instalación de 722 equipos con alimentación energética solar.

«Hay más de 600 prestando servicios, y ahora nos acaban de entrar otros 144 para los municipios montañosos. Hablo de 170 estaciones de bombeo que van a montar 70 equipos alimentados por paneles solares en el oriente del país. Otros 74 se destinarán a Villa Clara. Queremos que el próximo 26 de julio tengamos 866 equipos funcionando, que son 866 lugares en los que no se afectará el abasto por los cortes de electricidad», precisó el Presidente del INRH.