Con amor, esfuerzo y dedicación, se corrige mejor

Con amor, esfuerzo y dedicación, se corrige mejor  // Foto Lilian Salvat
Con amor, esfuerzo y dedicación, se corrige mejor // Foto Lilian Salvat

La educación en Cuba es uno de los mayores baluartes y conquista de la Revolución, que desde su triunfo se ocupó de llevarla a cada rincón de  este territorio por intrincado que sea.

La serranías y localidades ubicadas en la afueras de las ciudades no están exenta  a este logro alcanzado, la atención es igualitaria en todo el archipiélago nacional.

En la escuela anexa a la 26 de Julio perteneciente a la primaria Rosendo Labrada en la alejada comunidad manzanillera de San Francisco se  atienden a todos los niños que presentan dificultades en el lenguaje, así como en los procesos psíquicos-cognoscitivos en función del aprendizaje.

La licenciada en defectología Elaine Peláez Rodríguez, atiende estas dificultades cognitivas  específicamente  en la especialidad de logopedia, ella siente un gran apego por su labor pues se dice enamorada de su profesión.

Desde hace ya 22 años trabaja para lograr un mejor vocabulario en los niños y las niñas que atiende con esmero para que superen sus problemas y nos comenta: “tengo 25 niños y hasta esta etapa del curso 16 niños han superado su dificultad, los restantes están ligeramente superados con posibilidad de erradicar la molestia  que presentan a corto y largo plazos”.

Elaine Peláez Rodríguez // Foto Lilian Salvat
Elaine Peláez Rodríguez // Foto Lilian Salvat

“Las problemáticas  de mayor incidencia  son las  dislalias simples, patologías del lenguaje, así como los  que tienen problemas con la escritura, en la especialidad de logopedia y en la de  psicopedagogía, dificultades en los proceso cognoscitivos: memoria, atención, pensamiento e imaginación”, explica

De su intenso encargo para erradicar estos problemas comenta que con “el trabajo correctivo compensatorio y el preventivo comunitario nos ayuda mucho con el apoyo del asistente y todo el personal docente que está involucrado, lo especialistas en bibliotecología, cultura física, computación, porque este trabajo es en equipo además de apoyo de la familia.”

Disímiles son las  acciones que se realizan  como la orientación a la familia, charlas educativas, la inserción en el programa Educa a tu hijo, lo que garantiza la atención de   todos los pequeños desde que nacen por estos especialistas de forma directa o indirecta.

Antes del Triunfo de la Revolución Cubana esta atención esmerada no existía, luego de 1959 se abrió un área específica como enseñanza especial donde se atienden a estos niños, en la educación primaria los alumnos tienen un  intelecto normal, sin embargo hay quienes presentan  un aprendizaje muy lento y necesitan de este  trabajo correctivo compensatorio.

“Para mí todos los momentos son agradables, porque desde que comienza la actividad hasta que concluye tienes que estar en función de estimular a los niños para lograr que estos se vinculen con la actividad y realicen los ejercicios con calidad para que puedan corregir su dificultad”,  apuntó emocionada la educadora.

La satisfacción de esta mujer es evidente, lleva 19 años en este centro, anteriormente fue presidenta de la Organización de Pioneros José Martí (OPJM) y funcionaria de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) en el municipio “pero realmente vine a ejercer  mi actividad de mucho valor, mucha importancia pues los padres  se sienten satisfechos cuando sus niños corrigen las dificultades con la orientación de un especialista, por eso me siento muy orgullosa  y amo  mi trabajo.”