Crean en Astigolf aditamentos para los vacunatorios contra la COVID-19 de Manzanillo

En Astigolf se crean las neveras para la refrigeración y el traslado de la vacuna Abdala en los centros vacunatorios del municipio //Foto Eliexer Pelaez Pacheco

Manzanillo. Julio 28.- El colectivo del astillero Andrés Luján Vázquez, primero creado por la Revolución cubana, se une a la lucha contra la COVID-19 ahora con la creación de neveras para transportar y conservar la vacuna Abdala hacia los diferentes centros vacunatorios con los que contará el territorio para inmunizar a la población.


Ricardo Rafael Oliva Machado, jefe de producción de la Unidad Empresarial de Base (UEB) Astigolf, perteneciente al Centro de Proyectos Navales (Ceprona), al brindar la información declara que esta acción se realiza en conjunto con el Ministerio de Salud Pública (Misap) local.

Ricardo Rafael Oliva Machado //Foto Eliexer Pelaez Pacheco


“Es un orgullo que nos hayan tenido en cuenta para participar en un proceso tan importante como este que será la aplicación de las dosis de nuestra vacuna a los manzanilleros.
Fue iniciativa propia de unos compañeros de esta UEB elaborar las cajitas refrigerantes que permitirá trasladar y resguardar el medicamento, al responder a la necesidad que se tenía, pues muchos de los consultorios médicos de nuestro municipio y de la provincia responsables de esta acción, no tenían el equipo de refrigeración necesario con las condiciones para el almacenar el preparado anti Covid”, dijo Ricardo Rafael.


El joven directivo comparte cómo salió del ingenio de los obreros de Astigolf la idea de crear estas pequeñas neveras que son similares a las que utilizan los pescadores en alta mar. “Esta iniciativa surgió porque a las embarcaciones se les confecciona unas neveras auxiliares para el almacenamiento de la comida y la pesca de los hombres que están trabajando en el mar.

Estas neveras son similares a las que se utilizan en las embarcaciones que se crean en Astigolf //Foto Eliexer Pelaez Pacheco


Al presentarnos la problemática que tenía Salud Pública de no contar con aditamentos que le permitiera mantener la temperatura adecuada de la vacuna mientras se le suministre a la población, nos dimos la tarea de proponer esta innovación para los vacunatorios de Granma y de Manzanillo que los necesiten”, explicó.


De esta inventiva el jefe de producción del astillero local agregó que se inspiraron “en la misma tecnología que usamos en nuestras embarcaciones de los distintos calados y diferentes esloras. Así propusimos las cajitas y fueron aprobadas”, señaló.


De la respuesta de los trabajadores para esta acción confiesa Ricardo Rafael que no se hizo esperar, “ellos asumieron con total entrega. Comenzamos esta producción en el presente mes y tenemos un plan de entregar unas 50 neveras que van saliendo muy bien, pues los trabajadores con optimismo han puesto todo el empeño porque quizás de esto también dependa la vacunación de ellos mismos y sus familiares en los consultorios médicos de sus comunidades”, agregó Oliva Machado.


Los vi muy satisfechos por este logro debido al impacto que va tener esta iniciativa en el municipio y en la provincia. Las neveras se confeccionan con creatividad para utilizar correctamente la poliespuma, material del cuál están hechas esas importantes cajitas de la cual dependerá la salud de todos.

Esta iniciativa surgió de la propia creación de los obreros del primer astillero construído por la Revolución cubana en Manzanillo //Foto Eliexer Pelaez Pacheco