Cuba frente a la COVID-19, día 13: Últimas noticias

En Cuba hay más de dos millones de personas de la tercera edad. Foto: TV Yumurí.
En Cuba hay más de dos millones de personas de la tercera edad. Foto: TV Yumurí.

El ministerio de Salud Pública de Cuba mantiene hoy estrictas medidas de prevención para proteger al adulto mayor ante el virus SARS-Cov-2, causante de la Covid-19.

Alberto Fernández, jefe del Departamento de Adulto Mayor, Asistencia Social y Salud Mental de la cartera antes mencionada explicó que Cuba está entre los países más envejecidos de la región con un 20,8 por ciento de su población por encima de los 60 años, es decir más de dos millones de personas.

Cuba tiene sus casas de abuelos subordinadas a un policlínico para
recibir todos los servicios que este brinda, pero también cada una de
ellas está asociada a un consultorio del médico y la enfermera de la
familia, puntualizó.

Cuentan, además, con trabajadores sociales entrenados para hacer
pesquisas sobre problemas respiratorios. Estos profesionales al primer
síntoma se comunican con esa estructura y se actúa según lo establecido
en el Plan Nacional de Prevención y Control, señaló Fernández.

Algo similar -prosiguió el galeno- sucede en los hogares de ancianos,
pues tienen la misma subordinación al área de salud donde están
enclavados y, a diferencia de las casas de los abuelos, en estos hay un
médico y una enfermera.

Es por eso que se incrementan las acciones de lavado de las manos, las de higiene en todas las áreas, incluyendo las de las actividades; insistimos en la limpieza con soluciones cloradas y alcohólicas de asientos, mesas y otras superficies, aclaró Fernández al diario Granma.

De ahí que cuando aparece una señal de deficiencia respiratoria no
perdemos ni un minuto, se desata el protocolo previsto, añadió el
especialista.

Fernández añadió: “Se aísla a la persona en la sala de cuidados que tenemos en nuestras instituciones o en el área de la enfermería hasta esperar que sea
trasladado por el sistema de urgencias, como está establecido, para los
centros de aislamiento”.

También el país cuenta con los centros médicos sicopedagógicos, que
tienen las dos modalidades: internos y seminternos, a los que les
realizamos el mismo proceder, y que igualmente disponen de un médico y
una enfermera, resaltó el funcionario de dicha cartera.

Otra arista del tratamiento a los adultos mayores pasa por el desarrollo
de los círculos de abuelos. Estos -aclaró- prosiguen sus actividades
pero sus integrantes se mantienen a una distancia de dos metros a la
hora de la práctica del ejercicio.

Estas medidas responden a que el adulto mayor con la edad le disminuye
la capacidad inmunológica y muchas veces presentan enfermedades como las cardiovasculares, respiratorias, la diabetes o la hipertensión arterial,
las cuales se complican aún más con la Covid-19.

El ministerio de Salud Pública de Cuba indicó hacer énfasis en los
ancianos que viven solos, pues en la isla caribeña están reportados 221
mil 425 ancianos sin acompañamientos de familiares.

En la mayor de las Antillas existen 294 casas de abuelos, 155 hogares de
ancianos,39 casas para atenderlos cuando padecen de deterioro cognitivo
y 30 centros médicos sicopedagógicos.

Matanzas: Complejo hotelero sumará ofertas para acercar servicios al cliente

El Complejo de Hoteles E Velasco diversificará sus ofertas ante el nuevo contexto de enfrentamiento a la COVID-19 en Cuba. Foto: ACN

El Complejo de Hoteles E Velasco y Louvre, en el Centro Histórico de Matanzas, diversificará sus ofertas ante el nuevo contexto de enfrentamiento a la COVID-19 en Cuba, que exige acercar los servicios a los clientes para protegerlos.

Lianny de la Rosa Betancourt, directora del Complejo, declaró a la Agencia Cubana de Noticias que se diseña un grupo de propuestas gastronómicas para llevar a casa, que pueden consistir en alimentos elaborados con los debidos requerimientos sanitarios, otros sin ser cocidos, y también líquidos como jugos y refrescos.

Cuba es salud, quédate en casa, Cubanacán para ti, constituyen las líneas de mensaje a legitimar con las nuevas propuestas -resaltó De la Rosa Betancourt-, además Velasco y Louvre se mantendrán abiertos con precios módicos para alojar a personas que requieran acercarse a la ciudad tal vez por motivos familiares.

Actualmente la planta hotelera de 32 habitaciones se encuentra al 20 por ciento de ocupación, principalmente con italianos y franceses como huéspedes, quienes regresarán a sus países –informó la directora-, mientras, ofrecer un servicio de excelencia hasta el último minuto de estancia es una premisa.

Betancourt, con una década de experiencia en el sector del turismo, opina que la reciente medida de regular la entrada por las fronteras del país constituye una decisión sensata adoptada en el momento requerido.

Saludar a distancia, desinfectar las superficies de contacto frecuente y emplear guantes en las áreas de servicio como bar y cocina, constituyen acciones esenciales de prevención de la COVID-19 en el sector del turismo.

Código Penal de Cuba contempla sanciones para quienes infrinjan medidas sanitarias

Ante la alarma mundial que supone la COVID-19, difícilmente alguien se haya mantenido al margen. Todos, o casi todos, han formado parte de algún debate, ya sea para concordar con una decisión, para mirar con orgullo un acto, o incluso, para mostrar interés por las medidas y preocuparse por sus tiempos.

Cuba ha concebido un plan para prevenir y controlar la pandemia que ha tomado en cuenta, como ha dicho el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, las experiencias de los primeros países afectados y de los que presentan una situación más crítica, así como los protocolos internacionales; sin embargo, se ajusta a nuestras “experiencias y condiciones” y tiene “como prioridad defender la vida”.

Justo por ello, deben ir a la par el sentido común, el autocuidado y el cuidado de los unos a los otros, la disciplina y la serenidad, sin subestimar los riesgos. Y también junto a la responsabilidad en la toma de decisiones, a todos los niveles, debe marchar, invariablemente, el cumplimiento estricto de todo lo dispuesto.

El Código Penal, en el apartado referido a los delitos contra la salud, establece que quien “infrinja las medidas o disposiciones dictadas por las autoridades sanitarias competentes para la prevención y control de las enfermedades transmisibles, así como los programas o campañas para el control o erradicación de enfermedades o epidemias de carácter grave o peligrosas, incurre en sanción de privación de libertad de tres meses a un año o multa de cien a 300 cuotas o ambas”.

“En igual sanción incurre el que se niegue a colaborar con las autoridades sanitarias en los lugares del territorio nacional en que cualquier enfermedad transmisible adquiera características epidémicas graves o en los territorios colindantes expuestos a la propagación”.

De igual modo, “el que maliciosamente propague o facilite la propagación de una enfermedad, incurre en sanción de privación de libertad de tres a ocho años”. Que la prudencia nos guíe; que la toma de conciencia, sin histerias o crisis de pánico, nos sosiegue; que el control y la vigilancia, según los protocolos, no sean protocolares; que, si pecamos, sea por precavidos y anticipados, y que el rigor y la severidad ante cualquier infracción también salven.

Organización y serenidad en retorno de turistas a sus países

Foto: ACN

Agradecimientos, elogios y organización caracterizan el retorno de turistas extranjeros hacia sus países, proceso con protagonismo de los trabajadores de la agencia de viajes Cubatur, en medio de la propagación mundial del nuevo coronavirus.

Víctor Valera, guía especializado en alemán y ruso, declaró a la Agencia Cubana de Noticias que el operativo para el regreso de turistas a sus naciones se efectúa de manera muy organizada a lo largo de la cadena hotelería-transporte terrestre-aeropuerto.

Valera señaló que los guías enfatizan la asistencia a cada viajero, la información oportuna, para que no cunda el pánico ante la compleja situación y circunstancias como la cancelación de vuelos.

De antemano ya existe seguridad en el turista, a pesar de la tergiversación mediática y política de los enemigos de la Revolución, subrayó Valera.

Al ver la realidad cubana, los vacacionistas pueden comparar el funcionamiento de los sistemas de salud, así como constatar la idiosincrasia solidaria y la vocación humanista de la medicina en Cuba, elementos que superan las dificultades, agregó el guía.

Aunque deben regresan a sus territorios, los turistas se sentían seguros en Cuba, concluyó.

Especialistas de Cubatur coinciden en que después de esta etapa de lucha ante el coronavirus, habrá una recuperación en el sector turístico en la isla, con mejores resultados y mayor reconocimiento internacional.

Conforme a lo dispuesto por las autoridades locales para frenar el contagio de la COVID-19, a partir de mañana no podrán arribar turistas a Cuba, por un plazo de 30 días, con el propósito de proteger a la población ante la amenaza de la pandemia.

La regulación de la entrada por las fronteras del país prevé como excepción el ingreso de los residentes en Cuba, y la flexibilidad para garantizar la cooperación con otros países.

(Con información de agencias y medios de prensa)