Cuenta Manzanillo con la primera Asociación Femenina de Bomberas voluntarias

Susana López-Chávez Sánchez, presidenta de la Asociación Femenina de Bomberas voluntarias en la ESBU Manuel Fajardo Rivero // Foto Lilian Salvat

Manzanillo. Noviembre. 13  El colectivo de la Escuela Secundaria Básica Urbana (ESBU) Manuel Fajardo Rivero de esta costera localidad  tiene el privilegio de contar con la primera Asociación Femenina de Bomberas voluntarias en nuestro país.

La integran 10 mujeres de este centro escolar desde hace cinco años, “tiene la función de revisar los toma corrientes, trabajan en los laboratorios, revisan el sistema eléctrico de la escuela, realizan una inspección de los locales cada 15 día y se valora el  estado de los mismos”, así asevera  Susana López-Chávez Sánchez, presidenta de este grupo que  hoy cuentan con importantes logros en su accionar.

Este movimiento en la institución escolar cuenta un programa para a través de las clases llevar conocimientos de primeros auxilios a los educandos, “las clases que den las posibilidades de insertar el tema se les imparte estas materias  en las clases de química, física, informáticas, que son asignaturas que utilizan con mayor frecuencia las redes eléctricas, así como en las asignaturas de geografía, ciencias naturales y biología que se trabaja con las acciones que se deben tener en cuenta para enfrentar un evento de este tipo”.

Susana López-Chávez Sánchez, presidenta de la Asociación Femenina de Bomberas voluntarias en la ESBU Manuel Fajardo Rivero // Foto Lilian Salvat
Susana López-Chávez Sánchez, presidenta de la Asociación Femenina de Bomberas voluntarias en la ESBU Manuel Fajardo Rivero // Foto Lilian Salvat

López-Chávez Sánchez agrega además que aquí “se trabaja con los niños y niñas de nuestros círculos de interés, para motivarlos en su accionar, con el que puedan evitar cualquier tipo de incendio o hecho donde ocurran pérdidas de vidas humanas y recursos materiales”.

“Entre las principales metas que tenemos para el actual curso escolar, está el crecimiento con nuevas muchachas de nuestra asociación. También brindaremos seminarios para capacitar a las mujeres que laboran en los laboratorios de Química y Física para que eleven sus conocimientos con respecto a este tema y la percepción de riesgos, porque un incendio siempre puede evitarse”, concluyó.

Rafael  Abreu Peña es estudiante de segundo año de la especialidad de física en la formadora de maestros Celia Sánchez Manduley, en su tiempo de  prácticas laborales en el centro pionero en el movimiento de mujeres bomberas voluntarias se inserta dentro del mismo para apoyar la labor educativa aquí, “hacemos varias actividades de preparaciones para la defensa, los primeros auxilios de conocer a la hora de enfrentarnos a un hecho  de este tipo, en caso de incendio debemos rodar por el suelo”.

Rafael Abreu Peña, estudiante de segundo año de la especialidad de física en la formadora de maestros Celia Sánchez Manduley // Foto Lilian Salvat
Rafael Abreu Peña, estudiante de segundo año de la especialidad de física en la formadora de maestros Celia Sánchez Manduley // Foto Lilian Salvat

“Los bomberos y este movimiento voluntario es muy importante porque de esta forma se previene disimiles accidentes en los centros laborales, y se les enseña  a las nuevas generaciones como actuar ente diversas dificultades que se podrían enfrentar”.

Varios primeros lugares en eventos provinciales y municipales, constituyen éxitos de estas mujeres que han sido estimuladas además en la nación por sus trabajos que son resultado de las principales motivaciones para celebrar el éxito en esta secundaria básica  y que constituyen el homenaje a nuestro eterno Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz y a la flor más autóctona de la Revolución Celia Sánchez Manduley.