El corazón de un artista de mérito

El manzanillero Guillermo Rolando de la Cruz Gacel recibió este año el Premio Artista de Mérito del ICRT //Imagen Eliexer Pelaez Pacheco
El manzanillero Guillermo Rolando de la Cruz Gacel recibió este año el Premio Artista de Mérito del ICRT //Imagen Eliexer Pelaez Pacheco

Manzanillo. Mayo 26.-Hay hombres que brillan para toda la vida, y su luz inspiradora ilumina a las nuevas generaciones que siempre le estaremos agradecidos por acompañarnos en cada instante de nuestro camino profesional.


Un ejemplo de ellos es el manzanillero Guillermo Rolando de la Cruz Gacel, sonidista de Radio Granma quien mereció el Premio Artista de Mérito otorgado recientemente por el Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT).

Foto tomada de facebook
Foto tomada de facebook


A Rolandito de la Cruz, como le decimos algunos, le debemos muchas alegrías de los momentos más importantes que ha tenido la emisora manzanillera durante su paso por ella. Conversar con él es descubrir grandes emociones vividas durante la mitad de los años de la existencia de esta radio comunitaria.


Su incorporación a la planta fue como aficionado desde 1971 «con el programa Música y Salud que dirigía un primo mío. Luego de concluir el servicio militar en 1977 me reincorporo a la radio manzanillera donde desarrollé múltiples trabajos, revolucioné la emisora apoyando con muchos de mis recursos personales, y además con mi entusiasmo de hacer radio.


Yo me apoyaba de otras empresas para la adquisición de equipos que nos sirvieran para transmitir la señal, pues me gustaba que la emisora revolucionara en el pueblo y llegara al corazón de los manzanilleros».

Guillermo Rolando de la Cruz Gacel //Imagen Eliexer Pelaez Pacheco
Guillermo Rolando de la Cruz Gacel // Foto Eliexer Pelaez Pacheco


Durante más de cuatro décadas de labor en este centro, De la Cruz fue un hombre con el que se podía contar para cualquier trabajo. Él hizo que Radio Granma impactara con las transmisiones desde exteriores, y que estuviera allí donde era necesario que se emitiera su señal.


«Me especialicé en las transmisiones de la calle, las realicé desde el Pico Turquino, La Plata, de diferentes lugares donde no se escuchaba prácticamente, transmití juegos de pelotas desde Pilón, a Bayamo que no se escuchaba Radio Granma llevé programas que tenía la emisora del turismo, entre otros».


Rolando siempre fue un profesional al que le gustó apoyar a los más jóvenes y que estos adquieran las herramientas necesarias para que la vida de la emisora no se detuviera. «Siempre me apoyé en los muchachos porque no a todos los que trabajaban en ella les gustaba educarlos, pero aunque no lo creían, ellos sí ayudaban, y eso me gustaba mucho, incluso cada vez que me veían con ellos, decían…»ahí viene Rolando con sus muchachos», dice este hombre que se convirtió en maestro de muchos en esta emisora.


Ejemplo de esta continuidad fueron los logros con el círculo de interés de Radio Granma que tuvo buenos resultados. «Yo asumí este grupo vocacional en el año 1977 junto a Georgina Mendoza (Yoyi) y lo llevamos hasta La Habana obteniendo hasta premios nacionales», destacó.


Más de un centenar de galardones en eventos municipales, provinciales y a nivel de país, incluyendo el prestigioso Micrófono de la Radio, ostenta este fiel amante de la radio, quien ya se encuentra jubilado en su hogar a causa de unas lesiones en la vista que le apagaron la luz de sus ojos, es que hoy irradia con su ejemplo y legado.


Por su paso firme y por sus conocimientos también fue en varias ocasiones miembro de festivales municipales y provinciales de la radio en esta región del oriente cubano. Además fue sonidista destacado de la provincia en varias ocasiones durante los 43 los años que estuvo activo.

Rolando de la Cruz trabajó por 43 años en Radio Granma //Foto Eliexer Pelaez Pacheco
Rolando de la Cruz trabajó por 43 años en Radio Granma //Foto Eliexer Pelaez Pacheco


La radio es para él algo que nunca va a poder apartar de su vida. «Imagínate que fue mi segunda casa, prácticamente tenían que sacarme de allí porque yo siempre tenía algo que hacer en la emisora. Mi esposa e hijos me exigían a veces más atención, y es que la radio tiene algo que atrae, y cuando tienes ese bichito por dentro del amor al medio, y te integras a él no hay quien te aparte. La radio para mí siempre ha sido la vida.


-¿Qué representa para Rolando de la Cruz este nuevo premio Artista de Mérito del ICRT?
– Este reconocimiento es un estímulo más para la vida mía, que te motiva a que continúes trabajando aunque desde otra posición, y cada vez que un colega mío o director de programa, venga a pedir una opinión lo hagas con gran emoción.


Con este premio me siento feliz, veo en él un reconocimiento de mis compañeros del medio, y es un estímulo también a mi familia que siempre me ha apoyado, pues ella es la que te sigue motivando a continuar en tu labor», dijo este apasionado de la radio.


De la Cruz Gacel aprovecha esta oportunidad para enviar un mensaje a las nuevas generaciones de radialistas. «Que aprovechen todas las bondades que brindan ahora las tecnologías modernas. Que le dediquen tiempo a estar frente a los computadores. En los momentos de la digitalización que se mantengan frente a las máquinas porque les aseguro que todos los días aprendes algo distinto.


Envío también un mensaje de agradecimientos a los realizadores de Holguín que son muy buenos, al igual que los de Radio Rebelde con los cuales me relacioné mucho.


A todos los jóvenes que amen a la radio, que se dediquen por completo a ella, que cuando estén en las casas piensen en lo que van a hacer, y que al poner un pie en la emisora se olviden de los problemas personales y se pongan en función de que están trabajando para unos cuantos oyentes, a los que tienes que satisfacer y que cuando te ven en la calle te estimulan con sus halagos».


Así concluyó nuestra conversación con este hombre que es ya una personalidad de la radio manzanillera. Reciba hoy Rolando de la Cruz Gacel nuestro agradecimiento y las más sinceras felicitaciones por este nuevo galardón, que también llena de emoción a quienes estuvimos a su lado dentro de los muros de Radio Granma, emisora que siempre le estará gratificada por todo lo que le aportó para convertirla en la preferida de su gente.