Estrategia económica y social, transformaciones profundas con innovación

En el V Periodo Ordinario de Sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Alejandro Gil Fernández, Viceprimer Ministro y titular de Economía y Planificación, habla de la estrategia de desarrollo económico y social para el impulso de la economía y el enfrentamiento a la crisis de la COVID-19.

La pandemia, subraya, ha propiciado un impacto recesivo en la economía mundial. En América Latina se estima una caída del Producto Interno Bruto del 9.1%, mientras el desempleo aumentará del 8.1% al 13.5% en el 2020.

El titular expone otros males ocasionados por la pandemia:

  • Un incremento de 18 millones de desempleados.
  • La tasa de pobreza incrementará al 37.3% (231 millones de pobres)

En el caso de Cuba refirió Gil Fernández:

“Los daños por el bloqueo superan por por primera vez en la historia los 5 000 millones de dólares en un año. Este escenario nos condujo a trabajar con urgencia en un ajuste del plan de la economía para responder sin improvisación este nuevo desafío”.

Durante su intervención enfatizó que se toman en cuenta los principios fundamentales del funcionamiento de nuestro modelo económico, el cual se sustenta en mantener la planificación centralizada, defender la producción nacional, regular el mercado, dotar de más autonomía de gestión al sector empresarial, y mantener una política ambiental activa. También se basa en la complementariedad de los actores económicos.

La estrategia se estructura por 16 áreas claves. Entre ellas la de producción de alimentos, el turismo, los servicios profesionales, Salud, la industria farmacéutica, las telecomunicaciones, las construcciones, energía, comercio interior y exterior, política de empleo y salarios, las telecomunicaciones, la industria manufacturera, entre otras.

Igualmente señaló que el Gobierno ha implementado un sistema de trabajo para el control de la estrategia, donde se evalúan las propuestas de implementación de los temas seleccionados. “El contexto es complejo pero estamos aquí y estaremos”, dijo. En medio de las limitaciones de recursos se han asumido elevados gastos para enfrentar la pandemia de la COVID-19.

Estrategia económica y social, transformaciones profundas con innovación

Sobre la producción de alimentos añadió que se han implementado medidas como la flexibilización en la contratación de fuerzas de trabajo en la agricultura, incentivos fiscales para el estímulo a la elaboración de alimentos, creación del mercado mayorista en MLC a las formas productivas, transformación del sistema de comercialización de productos agropecuarios, desarrollo de la actividad bancaria de fomento agrícola, y la transformación del sistema empresarial de la agricultura para incrementar la producción agropecuaria.

En cuanto el incentivo a las exportaciones, dijo que en las formas de gestión no estatales se ha trabajado en la implantación de esta medida como mecanismo mediante el cual las formas pueden exportar e importar sus producciones. Sobre ello se han realizado 196 contratos, con la posibilidad de firmar otros 90.

En la estrategia socioeconómica del país se propone la aparición de la Empresa Filial como nueva figura empresarial. Se busca que la empresa estatal tenga mayor autonomía y más responsabilidad y control.

Al referirse al perfeccionamiento del sector no estatal, otro de los aspectos principales de la estrategia, el Viceprimer Ministro dijo que es un proceso dinámico en la generación de empleos, y que es un sector duramente golpeado por el bloqueo y por la COVID-19.

Respecto a la micro, pequeña y mediana empresa dijo que se ha avanzado en el diseño de su marco jurídico e institucional, y en otros temas se trabaja en la ampliación de las cooperativas.

Alejandro Gil subrayó que la estrategia requiere de un funcionamiento armónico entre los distintos actores concebidos.

Expresó la voluntad de la Estrategia para el desarrollo territorial, en la que se concibe que en los proyectos de desarrollo puedan participar diversos actores económicos, como empresas estatales y trabajadores por cuenta propia.

Están en fase de elaboración otros 90 proyectos para el 2021. Los proyectos, dijo, deben responder a una estrategia municipal donde se exprese la demanda interna y las necesidades. “No pueden haber proyectos sin estrategia”. Con ese fin, refirió, se desarrollan acciones de capacitación para la implementación correcta del proyecto.

En cuanto a la Tarea Ordenamiento recordó que incluye la unificación monetaria y cambiaria, la transformación en los ingresos y la eliminación de subsidios excesivos y gratuidades indebidas. La misma debe ser aprovechada para el desarrollo del sector productivo al dotarlo de mayor competitividad.

Advirtió que no resultará efectivo implementar la estrategia sin transformar el entorno monetario de nuestro país. “Se ha avanzado y estamos en la fase de preparación de condiciones para su implementación”. El titular de Economía y Planificación habló, como parte de la estrategia, sobre las medidas relacionadas con la informatización de la sociedad.

También se refirió a otras medidas de la Estrategia Económica y Social, entre ellas el trabajo en la transformación del sistema de gestión de la gastronomía empresarial, recuperación gradual del turismo como fuente de empleos e ingresos, perfeccionamiento en los servicios comunales, y la flexibilización de la comercialización de inventarios ociosos y de lento movimiento.