Fidel una vez más en Manzanillo (+Fotos)

Rafael Domínguez explica a Fidel las afectaciones del sismo ocurrido el 25 de mayo de 1992 en Manzanillo //Foto cortesía del entrevistado

Manzanillo. Mayo 29.- Parecía que todo iba a transcurrir normal el lunes 25 de mayo de 1992 cuando de pronto, justo en el momento en que las manecillas del reloj marcaban las 11 y 56 de la mañana, el suelo y todas las edificaciones de esta ciudad comenzaban a moverse fuertemente a causa del terremoto que sucedía en ese instante registrado con 6.8 grados de magnitud en la escala de Richter.


El estremecedor movimiento telúrico se sintió en gran parte de la región oriental cubano y afectó a toda la provincia de Granma, donde causó daños en hospitales, policlínicos, escuelas, círculos infantiles y en más de 800 viviendas, según reflejó la prensa de aquel entonces. Cuatro días después, el 29 de mayo, llegaba el Comandante a Manzanillo como parte de un recorrido por esta área para verificar los perjuicios que el desastre había provocado.


En esta ciudad Fidel conoció los detalles del terremoto en la sede del Partido Comunista de Cuba (PCC) de Manzanillo al dialogar con la prensa e intercambiar con Rafael Domínguez, entonces primer secretario en el municipio. Sobre aquel instante Domínguez comparte su testimonio de esos recuerdos que marcaron una interesante visita del líder de la Revolución cubana a este territorio.


“Entre las 12 y 30 minutos del medio día, y la una de la tarde llegó Fidel a Manzanillo días después del sismo ocurrido en mayo de 1992. En el salón de reuniones de la tercera planta del partido municipal extendimos un mapa con la geografía de Manzanillo y le explicamos las afectaciones que teníamos producto a ese evento natural. Ya él había estado en Pilón y en Niquero, y en ese intercambio de información tuvo una conversación amplia con la prensa y con nosotros.


Después de la explicación de las afectaciones por el sismo preguntó a qué altura estábamos sobre el nivel del mar, y yo estaba un poco nervioso con la presencia de él, no le dije exactamente la cantidad de metros, sin embargo él me rectificó señalando que no era así como yo le estaba diciendo, el dato exacto lo dió él, cosa que los periodistas que se encontraban allí lo ratificaron.

Fidel dialoga con dirigentes granmenses en Manzanillo //Foto de archivo
Fidel dialoga con dirigentes granmenses en Manzanillo tras el sismo de 1992 //Foto de archivo


Desde esa oportunidad Fidel decidió también emprender programas de desarrollo en Manzanillo como por ejemplo, entregar un sistema de riego para lograr 10 caballerías de plátanos microjet, y desarrollar la agricultura también para el autoabastecimiento municipal.


Por lo que ya en esa fecha habíamos emprendidos crear una granja agrícola en la zona comprendida entre Cayo Espino y el municipio Bartolomé Masó. Ahí se hizo un amplio plan de campamentos con la movilización de trabajadores y cuadros de la ciudad, y se logró un gran programa agrícola que desarrolló bastante el autoconsumo municipal, cosa que también constató Raúl en una visita a Manzanillo que incluso estuvimos en ese lugar.

Rafael Domínguez acompaña a Raúl en una de sus visitas a Manzanillo. La foto refleja su estancia en el túnel de La Demajagua //Foto cortesía del entrevistado
Rafael Domínguez acompaña a Raúl en una de sus visitas a Manzanillo. La foto refleja su estancia en el túnel de La Demajagua //Foto cortesía del entrevistado


Por lo que queda grabado para la historia esa importante visita de Fidel que al concluir y bajar a la calle Villuendas ya la población lo estaba esperando, intercambió con los manzanilleros y fuimos a despedirlo al aeropuerto Sierra Maestra. Esa fue una visita muy importante y muy grata porque fue uno de los momentos en el que Fidel hizo contacto con la ciudad de Manzanillo.


Durante su estancia en el partido municipal de este territorio estaban presentes periodistas de la prensa nacional, provincial y municipal con quienes el Comandante tuvo un diálogo muy abierto y ameno. Dio la posibilidad de que los periodistas de Manzanillo y la provincia se expresaran libremente con él, y le realizaran preguntas las cuales fueron respondidas por nuestro líder con gran amabilidad.

Fidel dialoga con la prensa granmense en Manzanillo tras el sismo //Foto de archivo
Fidel dialoga con la prensa granmense en Manzanillo tras el sismo //Foto de archivo
Fidel se despide del pueblo manzanillero el 29 de mayo de 1992 //Foto de archivo
Fidel se despide del pueblo manzanillero el 29 de mayo de 1992 //Foto de archivo
Visita el hospital Comandante Félix Lugones de Pilón luego del sismo. A la izquierda, el entonces primer secretario del Partido en Granma, Alfredo Piña, a la derecha el director del centro asistencial, Dr. Roselo Fonseca González. 29 de mayo de 1992 //Foto Cmkc
Visita el hospital Comandante Félix Lugones de Pilón luego del sismo. A la izquierda, el entonces primer secretario del Partido en Granma, Alfredo Piña, a la derecha el director del centro asistencial, Dr. Roselo Fonseca González. 29 de mayo de 1992 //Foto Cmkc
Visita Niquero luego del sismo, a la derecha el entonces primer secretario del Partido en ese municipio, José Manuel Reuco García. 29 de mayo de 1992. //Foto Cmkc
Visita Niquero luego del sismo, a la derecha el entonces primer secretario del Partido en ese municipio, José Manuel Reuco García. 29 de mayo de 1992. //Foto Cmkc


Ese momento significó mucho para mí, yo era joven en esa época y aunque tenía alguna experincia en dirección nunca me había imaginado la envergadura que podía tener para los manzanilleros ese contacto. Esta experiencia me ha quedado como una enseñanza, y sin dudas es un honor ser uno de los tantos cubanos que han estado junto a Fidel en acciones importantes.


Después lo acompañé en otras visitas a centros locales más como en las inauguraciones de la facultad de ciencias médicas, y del Centro de Desove del Camarón de Manzanillo, así como al lugar histórico Cinco Palmas.

Rafael Domínguez acompaña a Fidel en la inauguración del Centro del Desove del Camarón de Manzanillo //Foto cortesía del entrevistado
Rafael Domínguez acompaña a Fidel en la inauguración del Centro del Desove del Camarón de Manzanillo //Foto cortesía del entrevistado
Fidel en la facultad de ciencias médicas de Manzanillo //Foto de archivo


Creo que ahora nos corresponde a todos los que nos toque la responsabilidad de seguir construyendo el futuro de nuestra nación, amar, querer, proteger y salvar a la Revolución, y a los manzanilleros de hoy en particular, que nos queda la satisfacción de haber recibido al Comandante una vez más de las tantas que tuvo aquí, hacer honor con el trabajo diario a esa dedicación y desvelo de Fidel”, concluyó este manzanillero que en la actualidad vive en la ciudad capital provincial de Granma.

Rafael Domínguez //Foto cortesía del entrevistado
Rafael Domínguez //Foto cortesía del entrevistado


Rafael Domínguez es un revolucionario más de esta tierra que desempeñó importantes tareas de dirección en el territorio, fue el Primer Secretario de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) en su ciudad desde 1970 a 1983, luego pasa a la dirección del partido municipal como miembro del buró profesional donde trabajó con algunos dirigentes fraguados como Daniel Rodríguez Verdecia, Santiago Rivero Cepero, Nilda Lamela, y otros más.


Domínguez siendo el segundo secretario del PCC en Manzanillo lo eligieron como delegado de la circunscripción 15 y como Presidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular. En el año 1991 en las sesiones del cuarto Congreso del PCC que se realizó en Santiago de Cuba fue seleccionado miembro del Comité Central de esa organización política, y fue además Diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Rafael Domínguez fue Presidente de la Asmablea Municipal del Poder Popular en Manzanillo //Foto cortesía del entrevistado
Rafael Domínguez fue Presidente de la Asmablea Municipal del Poder Popular en Manzanillo //Foto cortesía del entrevistado


El día 30 de mayo de 1992 Fidel en su discurso pronunciado en la clausura del encuentro 20 años después de la creación del Destacamento Pedagógico Manuel Ascunce Domenech efectuada en el Palacio de las Convenciones de La Habana, habló de este suceso que le motivó su visita a Manzanillo y a la parte oriental de Cuba.


En aquel momento dijo: “Ocurrió (…), un sismo bastante fuerte allá por las provincias orientales, (…). Nosotros considerábamos que era un deber moral hacer un recorrido por aquella zona, ver cuál es la situación. Claro, estaba trabajando el Partido y el Gobierno, pero era más bien una cuestión de tipo moral, una obligación moral, dentro de un espíritu de solidaridad con aquellas poblaciones que habían sufrido el daño; y los que no sufrieron el daño pero vivieron la angustia, naturalmente, de aquel fenómeno fuerte que produjo un número de lesionados y algunas destrucciones. Afortunadamente ninguna víctima fatal, ninguna persona invalidada; (…).

Foto tomada a Fidel en Manzanillo //Foto de archivo
Foto tomada a Fidel en Manzanillo tras el sismo de 1992 //Foto de archivo


Como todavía los especialistas no estaban tranquilos, tratando de interpretar la repetición de muchos sismos, de estos que no se perciben con los equipos, porque un número elevado se iba produciendo todos los días, más de seiscientos en cuatro días, y estaban intranquilos, nosotros queríamos cambiar impresiones con ellos. Este es del tipo de fenómeno que no se puede prever, lo que se puede hacer es tomar medidas y dar instrucciones a la población: qué debe hacer en estos casos y qué no debe hacer”.


Esta fecha marca también otros de esos vínculos de Fidel con Manzanillo, una oportunidad más para tenenerle aquí y contar con su presencia que no se irá nunca porque su legado es eterno e inspira a las nuevas generaciones. Esta fue otra muestra de esos desvelos que Fidel tenía por su pueblo, y específicamente el apego que sintió por esta tierra manzanillera donde iniciaron las luchas por la independencia de nuestro país.