Inscrita en el Registro Mercantil cubano empresa privada manzanillera de productos cárnicos

Momento en que Daniel firma oficialmente su ingreso en el Registro mercantil cubano  //Foto cortesía del entrevistado
Momento en que Daniel firma oficialmente su ingreso en el Registro mercantil cubano //Foto cortesía del entrevistado

Manzanillo. Enero 9.- Nuevos sueños comienzan a materializarse a partir de ahora para el joven Daniel Rivero Oliva, socio principal de la micro empresa privada Sierra Morena con la inscripción oficial de su negocio en el Registro mercantil cubano.


Con este nuevo paso se completa la personalidad jurídica de esta MIPYME, lo que posibilitará la materialización de contratos y así extender sus servicios para la población local, y proyectarse hacia el mercado nacional y extranjero.


El joven empresario declaró que «ahora que he adquirido una personalidad jurídica el colectivo de nuestra micro empresa tiene varias proyecciones, una de ellas es comenzar a producir e insertarnos en el mercado con un producto nuevo, con vitalidad, buen diseño y con la calidad adecuada para estos tiempos.


Igual tenemos como propósitos crear una industria que cada día avance más, que se parezca más a las personas que hay en Manzanillo, donde avance la producción de alimentos, fundamentalmente de aquellos carentes en la canasta básica del pueblo», dijo el Daniel.


Rivero Oliva agregó además las principales facilidades que le brinda para su empresa la inscripción en el Registro mercantil que es «principalmente el autorizo de contratos tanto con los proveedores, como a las personas a las que vamos vender nuestro producto.

Daniel Rivero Oliva //Foto Eliexer Pelaez Pacheco


Estas contrataciones, previas a autorizo legales que ya nos fueron emitidas, con la presencia de nuestro jurídico y las entidades establecidas para esto, nos permite adquirir toda la materia prima que necesitamos para comenzar la producción continua de nuestras variedades de ofertas. Igual nos da un reconocimiento legal de nuestras compras y ventas con las autoridades competentes de nuestro país», señaló el empresario.


Desde que Daniel firmó oficialmente su personalidad jurídica novedosos propósitos comenzaron para él. «La meta principal es crecer como joven que tiene otras oportunidades, crecer como empresa y ayudar con ello al progreso de nuestra sociedad y la nación. Que seamos un país próspero en su economía desde aquel pequeño negocio que se funda hoy, a través del cual yo veo como el motor pequeño que hace andar al grande que es nuestra economía.


También tenemos como metas seguir adelante, prosperar, ser cada vez mejor persona y que llegue un producto bueno. Además empezar a suscribir las contrataciones con todas las instituciones interesadas.


Ya tenemos un proyecto con el aeropuerto de la ciudad de Bayamo, y pretendemos hacer otros con entidades militares y del turismo, así como materializar una exportación que tenemos pensada. Para esto ya realizamos una reunión para lograr un encadenamiento con una cooperativa netamente ganadera de aquí de la ciudad de Manzanillo con la cuál exportaremos carne hacia el exterior», detalló Rivero Oliva.


La MIPYME Sierra Morena quedó constituída oficialmente en acto notarial realizado en esta ciudad el pasado 15 de diciembre. Esta sociedad privada tiene como objetivo producir y comercializar productos alimenticios derivados de las carnes autorizadas y sus derivados, al igual que otras ofertas que procedan de la agricultura y la pesca, como jugos, siropes, vinagres, vino seco y vinos.


Sus cuatro trabajadores y cinco socios tienen también la autorización para elaborar helados de frutas, productos del lácteo como quesos, yogurt, mantequilla, encurtidos de vegetales y granos, ofertas resultantes de los vegetales, especias curtidas y condimentos en polvo, dulces de harina, pan y sus derivados, confituras, procesamiento de jamón pierna, embutidos y carnes, café tostado, descafeinado e instantáneo.


Con su nueva personalidad jurídica igual podrá comercializar moluscos, ostiones, pescados, frutas legumbres, hortalizas, además de prestar servicios gastronómicos, vender a domicilio y en estanquillos.