La Habana anuncia nuevas medidas ante aumento de casos de COVID-19

El uso del nasobuco en el transporte público es obligatorio// Foto Irene Pérez/ Cubadebate
El uso del nasobuco en el transporte público es obligatorio// Foto Irene Pérez/ Cubadebate

Un grupo de medidas adicionales al plan diseñado para La Habana se aplicarán de inmediato en el territorio ante el aumento de casos de COVID-19.

Algunas son de la fase epidémica, para cortar la transmisión y volver al ritmo que la capital había logrado alcanzar.

Las relacionadas al sector de Transporte entrarán en vigor a partir del próximo lunes 10 de agosto.

Lo anterior se conoció en la reunión del Consejo de Defensa Provincial (CDP) correspondiente a este jueves, en la cual su presidente Luis Antonio Torres Iríbar destacó el carácter intensivo y riguroso de las nuevas disposiciones.

El dirigente recordó la importancia de arreciar los mecanismos de control e inspección, sobre todo sanitario, debido a la necesidad imperiosa de que la capital sostenga su economía y garantice el inicio del curso escolar (1ro de septiembre).

Torres Iríbar explicó ante el CDP que a pesar del esfuerzo realizado por ese órgano y a nivel municipal, la disciplina de la inmensa mayoría de la población y de haber estado durante varias jornadas en cero casos, hoy se comprueba un franco retroceso de la situación epidemiológica en La Habana.

Argumentó que en la provincia existen siete eventos de transmisión local, cinco comunitarios y dos institucionales, 26 controles de focos abiertos, en los municipios de La Habana del Este, Centro Habana, Marianao y La Lisa.

El también primer secretario del Partido Comunista de Cuba en el territorio destacó que la situación tiene que ver con una deficiente actividad de la pesquisa por parte de los equipos de salud, relajamiento de las medidas de protección higiénico-sanitarias y abandono del uso del nasobuco.

Relacionó también la falta de productos desinfectantes en centros laborales, violación sistemática de indicaciones en bares, cafeterías, piscinas y otros centros, fundamentalmente los nocturnos.

“Es notable la pérdida de percepción de riesgo en una parte de la población, pero peor aún ha sido el relajamiento en muchos de los dirigentes al frente de procesos medulares en el enfrentamiento a la COVID-19”, señaló Torres Iríbar.

NUEVAS MEDIDAS

  • Restringir el acceso a La Habana desde las provincias cercanas según las disposiciones de Transporte.
  • Restringir el horario de funcionamiento de bares restaurantes y centros nocturnos hasta las 9:00 pm. En los bares solo se ofertaran bebidas no habrán actividades bailables.
  • La música será de ambientación a un volumen moderado. Con un metro y medio entre mesas y banquetas en las barras.
  • Se establece la reservación para el acceso a centros recreativos y círculos sociales.
  • Serán considerados como vulnerables y de alto riesgo los profesionales que por su trato con personas requieren mayor atención por el sistema de Salud: barberos, peluqueros, manicures y costureras.
  • Limitar hasta las 11:00 p.m., la transportación urbana y la movilidad ciudadana.
  • Se ratifica la prohibición de realizar conciertos, eventos multitudinarios, espectáculos, actividades públicas, recreativas, deportivas y religiosas.
  • Disminuir la movilidad entre La Habana y Matanzas, Artemisa y Mayabeque. Entre estas provincias se establecerán puntos de control combinados entre representantes de Salud, Transporte y la PNR.
  • La movilidad interprovincial de medios estatales queda también limitada al mínimo y para ella se necesitará la aprobación de los Consejos de Defensa Provinciales.
  • Se orienta reforzar el cumplimiento de las medidas higiénico sanitarias, la restricción de las capacidades y el uso obligatorio del nasobuco en los medios de transporte.
  • Además serán paralizados los puntos de embarque de pasajeros en autopistas y carreteras y se prohíbe el traslado de medios de transporte de más de ocho plazas sin autorización. Sin embargo se mantienen los servicios de traslado hacia hoteles y bases de campismo así como aquellos para casos excepcionales vinculados a la Salud.
  • Se mantendrán las regulaciones actuales para la movilidad entre el municipio especial de la Isla de la Juventud y la capital.
  • Se restablecerá el máximo de 40 personas de pie en ómnibus articulados y 20 en rígidos.

EN MATERIA DE SALUD…

  • Se orienta intensificar la pesquisa según la estratificación de riesgo municipal a partir de la reorganización de los servicios asistenciales para que sus profesionales puedan incorporarse a esta tarea a nivel de consultorio así como los activistas sanitarios.
  • Completar los dúos y tríos de conjunto con profesionales de Salud y miembros de las organizaciones de masa.
  • Incrementar el muestreo de PCR en tiempo real en los municipios caracterizados como de alto y muy alto riesgo con la realización de 2 240 pruebas diarias como mínimo.
  • Intervenir en poblaciones de riesgo según la estratificación con todos los medicamentos que el país ha dispuesto para el enfrentamiento a la COVID-19, así como incrementar las acciones de control para verificar la disciplina y el cumplimiento de los protocolos por parte de profesionales de la Salud y personal de apoyo en centros de aislamiento y hospitales.
  • Será aumentado así mismo el rigor de la Inspección Sanitaria Estatal, la intensidad de las estrategias de Comunicación Social y la evaluación del cumplimiento de las medidas en cada territorio.
  • Quedaría totalmente prohibido el acceso de trabajadores con síntomas respiratorios, factores de riesgo y mayores de 65 años a los centros laborales.

Se espera que este grupo de medidas sean aprobadas esta tarde por el grupo temporal de trabajo dirigido por el presidente de la República, Miguel Díaz-Canel. (Fuente: Cubadebate)