Martí guía y faro para la juventud manzanillera

Martí siempre será la guía de la juventud cubana  //Foto Eliexer Pelaez Pacheco
Martí siempre será la guía de la juventud cubana //Foto Eliexer Pelaez Pacheco

Manzanillo. Enero 23.- Jennifer, Adriana y Lixandro son tres jóvenes que se consideran fieles seguidores del pensamiento martiano, por eso reconocen el valor extraordinario que tiene el más universal de los cubanos, y su eterna presencia en esta nación.

Cuando estos bisoños manzanilleros conversan sobre el Apóstol, uno recuerda de inmediato la frase de nuestro Héroe Nacional que habla sobre esta etapa de la vida. Decía el maestro: «La juventud es la edad del crecimiento y del desarrollo, de la actividad, y de la viveza, de la imaginación y el ímpetu».

Y con ese ímpetu que le caracteriza a las nuevas generaciones de cubanos, estos muchachos intercambiaron con nuestra redacción sus criterios sobre la presencia de Martí en Cuba.


Jennifer Leticia Díaz Ramírez, por ejemplo dice que «José Martí es el más grande de todos los cubanos, por quien se guió Fidel para hacer la Revolución, y por quien nos guiamos para continuarla.

Jennifer Leticia Díaz Ramírez //Foto Eliexer Pelaez Pacheco


Todo cubano de corazón tiene un Martí dentro, siempre guardamos en la memoria fragmentos de La Edad de Oro. No es posible para los que habitamos esta isla pensar como país sin acercarse a nuestro Apóstol. Podemos afirmar con seguridad que su ideario estará eternamente presente si continúa siendo asumido, interpretado y practicado por cada cubano.


Su obra y pensamiento constituyen una fortaleza para nosotros, es el alma moral de la nación, el guía espiritual de Cuba, cuando los cubanos juntamos fuerzas solo confiamos en las palabras de Martí y Fidel.
El hecho de que hoy en día los niños sigan emocionados por disfrazarse de personajes martianos cada 28 de enero, solo para rendirle tributo al más sabio de todos los cubanos; de que miles de artistas concursen en varias convocatorias para eventos martianos con una pintura, una poesía, una carta, un cuento u otra manifestación artística; de que muchos niños y adolescentes lean el legado que les dejó; de que las antorchas se enciendan una a una para marchar en espera del día de su natalicio; nos da a entender que él todavía vive entre nosotros, que su ideario no ha muerto, y así con una nueva generación forjada en su pensamiento el pueblo de Cuba vencerá cualquier situación, triunfante», dijo.


Por su parte Lixandro del Toro Navea, expresa que «pienso que la presencia martiana se encuentra vigente en los jóvenes de estos tiempos, ya que se manifiesta y se patentiza a través de las principales facetas de su ideario, en especial la antiimperialista, pues los bisoños cubanos defendemos nuestros principios y enaltecemos el amor a la Patria que nos legó el Apóstol de la Independencia de Cuba.

Lixandro del Toro Navea //Foto Eliexer Pelaez Pacheco


Fue Martí previsor de las pretensiones de los EE.UU con la isla, y hoy los jóvenes luchamos para que el imperio no subvierta nuestra manera de pensar y actuar, de esta forma mantenemos patente nuestro compromiso impostergable con la Revolución con todos y para el bien de todos».


Mientras que Adriana Súarez Díaz agrega que «los jóvenes plasmamos los ideales de José Martí en cada uno de los actos que realizamos diariamente, ya que no nos dejamos manipular por ningún asno con garras, defendiendo nuestros ideales y principios antiimperialista.

Adriana Súarez Diaz //Foto Eliexer Pelaez Pacheco


Enaltecemos nuestro infinito amor a la Patria, ya que no podemos pensar como país sin acercarnos a los ideales martianos. Todo cubano puede afirmar con seguridad que la obra que nos legó el Apóstol está más que presente en cada revolucionario que defiende hasta de la manera más difícil su Patria, también protegiéndose a sí mismo y a los demás del virus mortal que nos azota, dando el sí por Cuba día a día».


Así humildemente evocaron estos muchachos al Maestro significando lo que el Apóstol representa para las nuevas generaciones y para todos los cubanos. Las palabras de ellos demuestran que Martí sigue vivo y presente en cada obra y acción de nuestro país, y además la vigencia de su pensamiento cuando dijo que: «Los hombres que entran en acción, sobre todo aquellos cuyas acciones están basadas en el amor, llegan a vivir para siempre».