Nuestro combate debe ser siempre con la verdad

Nuestra batalla, la de hoy, se gana con la verdad //Imagen de Internet

Hoy nuevos derroteros tiene que enfrentar nuestra isla antillana frente a la intensa campaña de subversión, que desde los Estados Unidos se implementa para destruir el rumbo feliz que escogimos los cubanos luego del glorioso enero de 1959, cuando se abrieron los caminos de la paz, la tranquilidad, el poder popular y el socialismo.

Y es que mientras existe un pueblo capaz de defender a toda costa sus ideales, que no se arrodilla frente a  nadie que quiera doblegarlo, que siempre avance en importantes logros a pesar de enfrentar un recio bloqueo económico, financiero y comercial implementado por el gobierno de los Estados Unidos que no acepta nuestros logros, aumentan el odio y los mensajes contra ese país.

Así lo estamos viviendo los cubanos ahora que enfrentamos las noticias falsas orquestadas desde norteamérica y que tristemente muchos se dejan llevar por el ruido de las falsas sirenas y le hacen el juego al imperio.

Ahora se utilizan las redes sociales para querer desacreditar a la nación utilizando medias verdades y construyendo un guión lleno de falsedades que a veces son totalmente risibles y cuesta creerlas. En ellos se ven, y repito la palabra odio, porque ese sentimiento los corrompe y la frustración de que no han podido vernos caer.

La campaña contra Cuba en las redes sociales y las diferentes plataformas de internet ahora se enfoca contra los logros de nuestra medicina cubana, que a pesar de tener tantas limitaciones por el bloqueo, se mantiene salvando vidas a costa de todo en la actualidad frente a la COVID-19, al igual que quieren desprestigiar lo más hermoso que hemos cultivado durante muchos años que es la solidaridad y que la llevamos a varias regiones del mundo que necesita nuestro apoyo. En la actualidad quieren mancharla con el bajo epíteto de trata de personas, acusando a nuestros médicos de esclavos.

También el racismo es el nuevo enfoque en la manipulación mediática y la campaña de subversión contra Cuba. Toda esta trama se hizo más intensa desde que nuestra isla pudo al fin abrirse al mundo a través de Internet. Desde entonces es más fuerte, porque ya mucho antes, los tanques pensantes del imperio estudiaban todas las formas para atacar a nuestro país, esto en realidad es una guerra fría.

En el intento de querer desprestigiar a nuestro país porque no lo han podido derrumbar a las fuerzas, las mentiras utilizadas vienen por todas partes, se aprovechan de nuestras limitaciones, de cualquier suceso o problema que pueda aparecer en determinada región del archipiélago, para que comiencen los buitres a volar e inventar una serie de mentiras que al final se caen porque como dice un refrán, estas tienen patas cortas.

Sobre el tema Enrique Ojito citó, en Cubadebate, el artículo titulado “Los programas subversivos de la USAID y la NED contra Cuba”, donde el doctor en Ciencias Históricas Manuel Hevia Frasquieri advierte que en los proyectos de la campaña contra Cuba se emplean un léxico engañoso al ser presentados con etiquetas como Derechos humanos, Libertad de información y Sociedad civil. “Todas las propuestas de estos programas, sin excepción —añadía—, están dirigidas a instigar, a subvertir ideas y valores negativos e instigar la actividad contrarrevolucionaria interna (…)”.

Concluyo este comentario con una cita del periodista Raúl Antonio Capote cuando dijo en el periódico Granma que hoy esta guerra, “se gana con más cubanos participando en las redes sociales, con más revolucionarios defendiendo a Cuba, como lo hizo Fidel en enero de 1959, con la verdad”.

Entonces participemos con nuestra verdad para demostrar los verdaderos valores de nuestro país y lo que somos capaces de lograr los cubanos al sobreponernos ante cualquier dificultad o mentira.

Un comentario en “Nuestro combate debe ser siempre con la verdad

  1. Pongan más música por favor en el DIal, creo que le falta algo. Radio Libertad en tiempos de pandemia transmitía desde los hogares de sus integrantes.

Los comentarios están cerrados.