Prevenir, palabra de orden

Foto Archivos RG
Foto Archivos RG

Manzanillo. Junio 9.- En la etapa más cálida del año, cada ciudadano tiene la responsabilidad de realizar exámenes autofocales en viviendas y centros laborales con el fin de descartar la proliferación del mosquito Aedes Aegyptis, agente causal de Arbovirosis que origina daño en la salud del hombre.
Una compleja labor llevan hoy los responsables sanitarios del territorio ante el combate a este culícido, más aun en tiempos donde el nuevo coronavirus continúa presente en el archipiélago cubano; razón para que insistan en el saneamiento de los locales, que la recogida de desechos sólidos sea efectiva, así como el mejoramiento de la hidrología de la ciudad que no responde por los múltiples salideros.
Carlos Rodríguez Chávez, director de Salud Pública en el municipio informó recientemente que “continúa el incremento de la focalidad en la ciudad, en el actual ciclo correspondiente a este mes de junio, se acumulan 35 focos, sobresaliendo las áreas de las policlínicas número dos Ángel Ortiz y la tres René Vallejo. Cuatro manzanas reiteran como positivas, tres de esta última y una de la Francisca Rivero.

Graciela Román Santiesteban, directora del Centro de Higiene y Epidemiologia
Graciela Román Santiesteban, directora del Centro de Higiene y Epidemiologia

El período de inspección al municipio está al 94, 63 por ciento, con un atraso en las áreas de salud dos y tres, no así la número uno que logró recuperar este atraso el pasado fin de semana”.
A partir de esta jornada se comenzará con un reordenamiento de la fuerza al contar con el apoyo de 13 operarios de la comunidad de Jibacoa y 7 de la Vuelta del Caño; con este refuerzo se pretende recuperar el trabajo en lo que resta de semana.
“Es bueno que se conozca que debido a la actual situación epidemiológica, la fuerza de trabajo de los operarios de la campaña de lucha antivectorial en la ciudad, se ha visto afectada porque existen varios compañeros acogidos a la resolución dictaminada para esta contingencia; madres con hijos pequeños y personas con enfermedades de base que lo hacen vulnerable ante la COVID-19”, puntualiza la doctora Graciela Román Santiesteban, directora del Centro de Higiene y Epidemiologia (CHE) aquí.
La especialista agregó además que el índice de esta tarea en la urbe se encuentra en 0.32, lo que pone en riesgo al territorio de transmisión de arbovirosis, al existir 32 focos más que igual etapa del año anterior.
Por su parte José Enrique Remón Domínguez, presidente de la Asamblea del Poder Popular, actual vicepresidente del Consejo de Defensa en Manzanillo, insiste en el apoyo de los medios de difusión masiva del municipio para este combate; “ la ciudad está muy complicada con respecto a este tema, está como nunca en los últimos años se ha visto, se avecina la época lluviosa y es necesario atender esta tarea con la importancia que lleva, cualquier acción es poca y tenemos que accionar en este sentido, el índice de infestación es elevado y no queremos ser una preocupación para el país, no podemos permitir que exista una complicación con trasmisión de dengue o cualquier otra arbovirosis”.

 José Enrique Remón Domínguez, presidente de la Asamblea del Poder Popular, actual vicepresidente del Consejo de Defensa en Manzanillo // Foto Marlene Herrera
José Enrique Remón Domínguez, presidente de la Asamblea del Poder Popular, actual vicepresidente del Consejo de Defensa en Manzanillo // Foto Marlene Herrera

Remón Domínguez, recalcó la necesidad de tomar las estrategias necesarias y pensar en definir centros para febriles, que en estos momentos no son necesarios pero se debe tener en cuenta, “debemos ir tomando todas las medidas para que esta situación no nos sorprenda”.
María Sierra Lamas, bióloga del laboratorio de Entomología del CHE comenta que “ante esta problemática se aplican acciones intensivas e intencionadas que incluyen el incremento del sistema de vigilancia para buscar causas de introducción del vector a través de las larvitrampas, que es el sistema de vigilancia que utilizamos, de la inspección y el tratamiento adulticida y tratamiento focal que incluye la abatizacion, destrucción y el cepillado de los depósitos, prevenimos la proliferación del vector”.
La responsable agrega además que “es importante drenar el agua estancada en los patios, limpieza diarias y cambio del agua de los depósitos utilizados como bebederos de animales y vasos espirituales, tapar los tanques siempre garantizando la hermeticidad para evitar que los mosquitos pongan sus huevos y no olvidar que ante cualquier síntoma de arbovirosis se debe acudir de inmediato al médico y cumplir con sus indicaciones”.
Prevenir es palabra de orden, disciplina en la calidad del enfrentamiento a ese enemigo común es prioridad, el estado cubano destina sumas considerables de recursos financieros y humanos para erradicar de una vez al principal agente transmisor de fiebre amarilla, dengue, zika y chikungunya.