Reciben beneficios económicos familias protegidas por la asistencia social

Imagen ilustrativa //Foto Eliexer Pelaez Pacheco
Imagen ilustrativa //Foto Eliexer Pelaez Pacheco

Manzanillo. Septiembre 1-. Una muestra de la protección que brinda Cuba a las familias con bajos ingresos salariales, se evidencia en este oriental territorio gracias a una iniciativa tomada por la dirección municipal de Trabajo y Seguridad Social.


A raíz del incremento de algunos productos de la canasta básica entre los que se incluyen los artículos para el aseo personal, el arroz y otros insumos, se decidió por parte de este organismo realizar un aumento de las ayudas económicas para que los miembros de estos hogares puedan efectuar sus compras.


Reinier Rivero Tejeda, subdirector del departamento de prevención y asistencia social en esta entidad, declaró a la prensa local que el “beneficio va dirigido a todas las personas que son protegidas por la asistencia social con pagos de prestaciones económicas, y busca dar respuesta a algunas de las problemáticas que acentúan las vulnerabilidades de nuestro municipio”.


El especialista detalló además que “esta iniciativa es para su ejecución inmediata y va a ser un aumento temporal hasta el mes de diciembre del presente año de la ayuda que recibe”.


Su monto se cuantifica de la siguiente manera:
1540 pesos cubanos para una persona
2620 pesos cubanos para dos personas
3700 pesos cubanos para tres personas
4780 pesos cubanos para cuatro personas
5860 pesos cubanos para cinco o más personas.


Rivero Tejeda al brindar la información agregó que el pago de este aumento correspondiente para el presente mes se hace efectivo desde hoy y hasta el 15 de septiembre, y que para su ejecución se “tomaron medidas organizativas que evitarán las aglomeraciones y el movimiento de personas hacia el correo central”.


En Manzanillo este beneficio lo recibirán unas 1220 familias acogidas a la asistencia social, un gesto que confirma que la nación cubana defiende su política de no dejar a nadie desamparado, de cara a propiciarles el acceso a los recursos esenciales.


Por eso el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), formaliza estas acciones teniendo en cuenta que los criterios de vulnerabilidad incluyen a quienes no tienen suficiencia de ingresos para asumir los pagos de los servicios básicos y la canasta de alimentación, no cuentan con familiares obligados a prestar ayuda, ni integrantes del núcleo en condiciones físicas y mentales de trabajar sin vínculo laboral.


Con esta medida se protege además a los ancianos sin recursos ni amparo, a cualquier persona no apta para trabajar que carezca de familiares en condiciones de prestarle ayuda, u otras que así lo requieran.