Restauradores devuelven esplendor arquitectónico a Hogar materno de Manzanillo

La restauración de los elementos arquitectónicos del Hogar Materno de Manzanillo exige de precisión y talento // Foto Denia Fleitas Rosales

Manzanillo. Octubre Primero.- Con la premisa de que la restauración es el arte de unir el presente con el pasado una brigada de restauradores locales devuelve el esplendor arquitectónico a la estructura que se erige como Hogar materno Rosa Elena Simeón de este costero municipio.

En su intervención, los siete trabajadores, algunos con formación profesional en las artes plásticas, arquitectos y restaurador de experiencia, restituyen las características propias de la arquitectura ecléctica del inmueble, con marcado valor patrimonial y que exige su preservación sin agredirla.

Así destaca el artista Alejandro David Quesada Vázquez, al frente del trabajo metodológico de la brigada que sobre la base de los principios de conservación repone las molduras y revoque de la fachada e interior de la construcción e interviene en la herrería, para perpetuar sus diseños y belleza.

El artista Alejandro David Quesada Vázquez lidera la brigada de restauración y pondera el valor arquitectónico del inmueble // Foto Denia Fleitas Rosales

“Trabajamos con la sensibilidad que implica la restauración para llevar el inmueble a su estado original, en poco más de un mes hemos adelantado el trabajo, del que restan elementos de interiores por la necesidad de hacer las molduras, y que tienen un grado de complejidad, técnicas propias y procedimientos para llegar al resultado anhelado”.

Estas faenas que cierran el mantenimiento constructivo en el Hogar Materno estuvieron precedidas por las labores de un equipo del Fondo Cubano de Bienes Culturales de Bayamo que intervino en el ámbito de la ingeniería civil y arquitectura, incluidas las 42 puertas y luego darán vitalidad a los muebles y taquillas, mientras que otros trabajadores por cuenta propia se encargaron de la parte eléctrica.

Los elementos como las pilastras adosadas retoman su elegancia // Foto Denia Fleitas Rosales

El mantenimiento a la edificación casi centenaria se estima en un valor de alrededor de cinco millones de pesos, confirmó Inocencio Verdecia Rodríguez, inversionista de la dirección municipal de Salud Pública, y ha contado con la asesoría de la Oficina local de Patrimonio para perpetuar los rasgos que definen su identidad arquitectónica.

Por su extraordinario valor para el sector sanitario, al ser el hogar de las féminas que precisan atención especial durante la gestación, para un feliz término del embarazo y que tengan mayor confort la renovación ha sido total.

Inocencio Verdecia Rodríguez, inversionista de la dirección municipal de Salud Pública, constata a pie de obra el proceso de restauración// Foto Denia Fleitas Rosales

Desde julio se trabaja con intención para que en el menor tiempo esté disponible para recibir a unas 35 futuras madres según determinación de los funcionarios del Programa de Atención Materno Infantil (PAMI).

La herrería recobra color y fortaleza en manos de esta brigada de restauradores con alta sensibilidad y profesionalidad// Foto Denia Fleitas Rosales