Yoyo’s Pizza en el camino de las MIPYMES

Saborear una buena pizza y recibirla en el hogar con sólo una llamada es hoy una oportunidad que ofrece la cafetería Yoyo’s Pizza, una de las que en tiempos de pandemia ha acompañado al manzanillero con ofertas de calidad y exquisitez constatada.

Este negocio privado que por ocho años ha ofrecido el servicio gastronómico para los amantes de este alimento es primero en la urbe en aspirar a una reconversión como nuevo actor económico cubano, al presentar su candidatura para ser una MIPYMES.

Yoendris Llópiz Ávila, trabajador por cuenta propia y titular de Yoyo’s Pizza así lo asegura: “estamos proyectándonos hacia la nueva modalidad de las MIPYMES (micro, pequeña y mediana empresa), que en este caso clasificamos como una pequeña empresa al contar con 11 trabajadores.

“Yo venía estudiando la posibilidad previo a la salida de esta información y Yoyo’s ha trata de ser uno de los primeros por la importancia de convertirnos en personas jurídicas.

Yoendris Llópiz Ávila, trabajador por cuenta propia y titular de Yoyo’s Pizza // Foto Cortesía del entrevistado

“Todos sabemos que eso implica una responsabilidad con el gobierno y el Ministerio de Economía, por los impuestos que debemos pagar como empresa, pero hemos hecho un estudio de rentabilidad y sí pienso que tengamos buenos resultados, y además apoyaríamos como actores económicos a nuestro país.

“Al convertirnos en personas jurídicas gozaremos de beneficios, por ejemplo si caemos en deuda lo asume la empresa, y podremos hacer contrato con las industrias estatales como las fábricas de Conserva, de ron Pinilla, refresco, el Lácteo, y podrían vendernos sus productos”.

“Aunque ya hace alrededor de un año a través de Mercabal obtenemos algunas materias primas con descuento del 20 por ciento del precio minorista, y eso nos favorece en tanto abaratamos los costos”.

Si bien fue una decisión propia de este emprendedor manzanillero el optar por la reconversión, comenta que el criterio de sus 10 trabajadores contratados fue válido para plantearse el nuevo reto.

La inocuidad de los alimentos que vende es prioridad para prestar un servicio de calidad // Foto Denia Fleitas Rosales

“Yo sería el socio unipersonal y asumiríamos como sociedad unipersonal de responsabilidad limitada, pero ellos saben que será una responsabilidad mayor al convertirnos en empresarios privados, algo que antes no era posible pero Cuba se abre a las oportunidades que podemos ofrecer con nuestras iniciativas.

“Para nosotros el cliente siempre tiene la razón, y si bien en ocasiones hay inconformidades aceptamos sus criterios y nos superamos, en caso de afectaciones como la falta de electricidad pues montamos hornos de carbón y hacemos pizzas para cumplir con nuestros clientes.

“Y en virtud del proyecto trazamos estrategias para mejorar servivio, incrementar productos; de convertirnos en empresa pues como podemos llegar hasta otros municipios ya hoy hacemos el estudio de rentabilidad para establecer una sucursal en Bayamo”.

El servicio a domicilio de Yoyo’s es de elevada preferencia entre los manzanilleros // Foto Denia Fleitas Rosales

Con una mirada futura y optimista Yoendris Llópiz asegura “tengo buenas perspectivas; es nuevo para todos, tanto para nosotros los TCP, que somos actores económicos, como para los que nos capacitan, pero tengo la corazonada y el estudio de mercado que me dice que nos irá bien”.

A la espera del anuncio del segundo grupo de MIPYMES aprobadas en el país, el joven propietario de Yoyo’s Pizza revisa “constantemente la plataforma de actores económicos y estoy contento que esté validada mi empresa, paso previo a la aprobación que espero para seguir el empeño de ser eficientes y contribuir al avance de Cuba.

“Me enorgullece que 14 familias hoy se mantienen gracias a mi negocio, incluidas las de los cuatro mensajeros que me prestan sus servicios de transportación, por ellos y por el deber con el cliente trabajamos en base a seguir mejorando cada día”.