Se preparan en hospital pediátrico manzanillero para minimizar riesgos ante la COVID-19

Hospital Pediátrico Hermanos Cordové // Foto Lilian Salvat
Hospital Pediátrico Hermanos Cordové // Foto Lilian Salvat

Manzanillo. Marzo 30.- Con el objetivo de minimizar los riesgos de contagio del nuevo coronavirus causante de la COVID- 19, enfermedad que cobra miles de víctimas en todo el mundo, el colectivo del Hospital Pediátrico Hermanos Cordové de esta ciudad implementa un grupo de medidas para su prevención y control.

Para este efecto habilitaron una sala de aislamiento de posibles contactos con casos positivos al SARS-COV-2, con capacidad para diez pacientes, dividido en dos cubículos, así mismo establecieron un cuerpo de guardia especializado en la atención de las Infecciones Respiratorias Agudas (IRA).

Lucy de la Caridad Rosabal Sosa, directora general de la institución sanitaria, al ofrecer la información agregó además que “hasta el momento se han manejado 12 pacientes en la salita de aislamiento de los municipios Bartolomé Masó, Campechuela y Manzanillo, todos han sido negativos en cuanto a los contactos que fueron estudiados en el centros de aislamiento provincial”.

Lucy de la Caridad Rosabal Sosa, directora // Foto Roberto Mesa (Archivo)
Lucy de la Caridad Rosabal Sosa, directora // Foto Roberto Mesa (Archivo)

Para minimizar el flujo de personas en la institución hospitalaria, se suspendió todo lo relacionado a la actividad quirúrgica electiva, “sólo se asumirá la cirugía de urgencia, a partir que se reorganizó el trabajo en los dos salones de operaciones, uno destinado a las de urgencias comunes y el otro para la urgencias relacionadas con pacientes sospechosos o confirmados a esta epidemia”, puntualizó la responsable.

De esta forma fueron suspendidas además las visitas a los ingresados,  así como las consultas externas y se estableció a través de la vicedirección de asistencia médica un contacto con el resto de los municipios que se atienden en este hospital; “el objetivo es que aquel paciente por el período que se establece, que en principio se habló de 15 días pero por el comportamiento que hoy presenta en el país pudiera prolongarse, contactamos para que aquel caso puntual que estuviera dentro de esta consultas externas se viabilizara por la parte de esta vicedirección y se atendiera con prontitud si fuera necesario”, agregó la directiva.

Se les repartió nasobuco al cien por ciento de los trabajadores, para protegerlos, al tiempo que se estableció el trabajo a distancia del personal de oficina y todos los trabajadores que pudieran acogerse al teletrabajo con el objetivo de mantener el personal imprescindible dentro del centro conociendo que este es un medio que pudiera constituir una fuente de contagio en cualquier momento.

“Tenemos estabilidad con las soluciones desinfección, con el Cloro, en la alimentación para los ingresados, contamos con buena cobertura de combustible”, concluyó Rosabal Sosa.

2 comentarios en “Se preparan en hospital pediátrico manzanillero para minimizar riesgos ante la COVID-19

  1. Son el relevo tanto de Docencia como de la UJC los que lo sean. Lo de la rotación es un adiestramiento obligatorio. Aunque no se hayan graduado poseen tanta o igual preparación que varios de nuestros galenos. Aquello de que su título todavía no vale es pura superstición.

Los comentarios están cerrados.