Seguros en casa integrantes del trío Los Bohemios

Trío Los Bohemios // Foto tomada del perfil Facebook de Alain
Trío Los Bohemios // Foto tomada del perfil Facebook de Alain

Manzanillo. Abril 17.- El manzanillero Alian Lastre Romagosa regresó a su país a finales del mes de marzo pasado luego de cumplir con un intenso contrato de trabajo en México. Él lleva ya 10 días de su aislamiento en casa después de haber cumplido la vigilancia epidemiológica en la ciudad de Bayamo a su llegada a la isla.

Alain es músico y forma parte del elenco del trío Los Bohemios, del cual es su actual director. Junto a Yoni Sotto Torres y su colega Oscar Maldonado Pompa, se encontraba cumpliendo con el compromiso artístico hace tres años en La bodeguita del medio de Quintana Roo, uno de los sitios privilegiados de Cancún, cuando los sorprendió allí la expansión del coronavirus SARS-COV-2 que se hacía casi incontrolable. Los tres decidieron entonces cerrar el contrato y volver a Cuba.

Ya habían brindado lo mejor del arte cubano en varios sitios de la hermana nación mexicana. Sus voces se escucharon en hoteles y otros lugares de Guadalajara, el Distrito Federal, Villahermosa, Puerto Vayarta, Isla Cozumel, entre otros lugares del país azteca.

«Decidimos regresar a Cuba en el momento que nos dimos cuenta que ya era un peligro permanecer allí debido al coronavirus», me confesó Alain a través de la red social de Facebook en una conversación que establecimos motivada por su regreso.

«Los demás integrantes del trío tomaron la posición correcta, todos decidimos volver y poner a salvo nuestra vidas porque corríamos el riesgo de contagiarnos fuera de nuestro país sin saber si podríamos volver a casa con los nuestros. En ese momento el regreso a Cuba era lo más importante para la agrupación», señaló Lastre Romagosa.

«Cuando llegamos a Cuba todo era diferente como lo vimos en el aeropuerto de México. En la terminal aérea de La Habana nos estaban esperando comisiones de médicos y seguridad para trasladarnos, en nuestro caso, a Bayamo al centro de aislamiento», recordó.

«Estuvimos en vigilancia epidemiológica en la escuela formadora de maestros de la capital provincial los 14 días establecidos para nuestro aislamiento. Luego al salir de allí teníamos que cumplir otros 14 días más en nuestras casas, como lo estamos haciendo ahora».

«De nuestra experiencia en ese centro podemos decir que allí pudimos ver la atención que tuvo con nosotros el personal de la salud, todos los médicos y trabajadores en general. Eran muy preocupados por todos nosotros, velaron siempre por la salud de los viajeros que estábamos allí», agregó Alain.

«La idea del gobierno de realizar ese aislamiento me pareció la mejor decisión que tomaron para protegernos a nosotros y a nuestros familiares.  Lo vi como una forma de cuidar nuestra salud, una acción que permitió evitar los posibles contagios y la propagación de la COVID-19».

Ahora que cumple con el llamado a su aislamiento para tener más seguridad de no contagiar a su familia, Alain envía un mensaje a todos los manzanilleros para protegernos de esta enfermedad. «El mensaje que le puedo trasmitir a todos es que se cuiden mucho y salgan lo menos posible a la calle, sólo en el caso de necesidades más importantes pues no sabemos quién puede estar  o no contagiado. Por favor quédense en casa», concluyó.