Siempre se puede sembrar algo (+FOTOS)

Manuel Japuz Durán ha logrado incrementar las  variedades de alimentos en el patio de su casa //Foto Eliexer Pelaez Pacheco
Manuel Japuz Durán ha logrado incrementar las variedades de alimentos en el patio de su casa //Foto Eliexer Pelaez Pacheco

Manuel Japuz Durán es un manzanillero de 81 años que aún se mantiene con una fortaleza vital, capaz de hacer crecer las producciones de las parcelas creadas en el patio de su hogar.

Este incansable productor de la agricultura urbana y suburbana en el municipio es hoy un ejemplo para las nuevas generaciones.

En su vivienda número 67 de la Segunda Avenida del Reparto Céspedes crece una variedad de plantaciones, que le sirve para satisfacer su mesa, y hasta regalar a los vecinos los alimentos que necesiten y estén al alcance de su producción.

Manuel Japuz Durán //Foto Eliexer Pelaez Pacheco

-¿Cuánto tiempo llevan usted y su esposa cultivando en el patio de su hogar?

– Nosotros llevamos varios años realizando esta labor, no lo hemos asumido sólo ahora que hay una nueva convocatoria  para el cultivo de las parcelas y patios por la máxima dirección del país; ya muchísimo tiempo antes sembrábamos aquí plátanos y plantas de jardinería y medicinales. Fruto de ese empeño han crecido nuestras plantaciones de plátanos burro y macho; tenemos igual guanábanas, guayaba, naranja agria, uva, la maracullá o guayaba angolana, aguacate, y aves de corral como gallinas, al igual que las crías del cerdo, que en estos momentos no lo tenemos pero si nos dedicamos a su crianza.  Igual, en los frentes de la vivienda, una pequeña siembra de boniato y frijoles para ensaladas de vegetales.

-¿Qué significado tiene para ustedes dedicarse a esta tarea?

– Insertarnos a este programa nos dió muy buenos resultados, para nosotros ha sido muy importante dedicarnos a estas producciones que las hemos continuado ahora al pedido de nuestra Revolución. Cada día tratamos de hacer más e incrementar nuestras cosechas, y con ellas no sólo nos hemos beneficiado nosotros, también le hemos regalado alimentos  que aquí  se logran a nuestros vecinos.

-¿A qué hora comienza su jornada en estas acciones?

– Mi esposa y yo nos levantamos bien temprano, mucho antes de que salgan los primero rayos del sol, y ya a las seis de la mañana comenzamos a atender todas estas plantaciones, los animales, limpiamos las áreas, les damos condiciones, atendemos a las plantas y le ofrecemos los alimentos a nuestras crías de corral.

-¿Qué le parece la idea de incrementar los patios productivos en la ciudad?

– Es una feliz propuesta de nuestro gobierno, y es muy importante  que las organizaciones políticas y de masas como los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) y la Federación de Mujeres Cubanas  (FMC) motiven a sus miembros  a incrementar esta iniciativa. Lo decimos por nuestra propia experiencia, pues no tenemos que comprar plátanos, ni viandas en los puestos agropecuarios porque los tenemos en nuestro patio. Aquí contamos con la posibilidad de consumir lo que somos capaces de producir, le confieso que no pasamos trabajo.

-¿Qué importancia usted le atribuye  a que los jóvenes se sumen a esta iniciativa? 

– Creo que es fundamental que las nuevas generaciones se sumen a esta importante y noble acción. Muy cerca de nuestro hogar tenemos una pareja de jóvenes que la hemos motivado a sembrar el pedacito de su patio y ya plantaron boniato en el costado de su vivienda. Esa siembra la vemos bien organizada y  bonita, piensan en ampliarlo con otros cultivos.

-¿Cómo ha sido el apoyo de su esposa Caridad?

– Ese apoyo para mí es fundamental, es vital, sin su sostén no podría lograr tantos éxitos. A veces las ideas de la mujer superan a la de nosotros los hombres, ellas nos proponen acciones para nuestras siembras. Ya llevamos 56 años de casados, ambos procedemos de las filas del Ministerio del Interior (Minint), y juntos creamos una linda familia que la integran nuestra hija Dania, quien es Geriatra del hospital Celia Sánchez Manduley de nuestra ciudad, y la otra se llama Mislays quien es médico estomatóloga en San José, provincia de Mayabeque.

– ¿Algún mensaje que quiera transmitir Japuz? 

– Nuestro mensajes es que nos sumemos a esta bella actividad, no importa el tamaño del patio, siempre se puede sembrar algo. Y es el pedido que hacemos a la juventud y a todos.

Fotos Eliexer Pelaez Pacheco 

Japuz en el frente de su hogar ha sembrado frijoles para ensaladasCon la ayuda de su esposa Caridad ha logrado mantener sus producciones en el patio
En el techo de su vivienda crece una hermosa plantación de uva
Las uvas que logran en el techo de su vivienda
Aquí han logrado hermosas guanábanas