¿Sigue produciendo Manzanillo desinfectantes para evitar contagios con la COVID-19?

El laboratorio de medicina verde se enfrasca en la producción de estas sustancias //Foto Marlene Herrera

Manzanillo. Agosto 28.- En medio de la tensa situación epidemiológica que actualmente presenta el municipio, una de las mayores preocupaciones de los manzanilleros es la disponibilidad de los desinfectantes como el hipoclorito de sodio y el gel hidroalcóholico, los que favorecen una correcta y constante limpieza de las manos y superficies para evitar los contagios con la COVID-19.


En nuestro propio municipio el colectivo del laboratorio de medicina verde se enfrasca en la producción de estas sustancias, proceso que se realiza siempre y cuando se mantenga la estabilidad de la entrada de materias primas a este importante centro.


Ana Rita González Pérez jefa de esta entidad detalla a nuestra redacción sobre el actual proceso productivo que se lleva allí enfrentando incluso algunas dificultades. “Tuvimos problemas con la asignación de cloro que nos suministra el complejo de la salud, y que viene de la planta de la provincia de Cienfuegos, y en la medida que entra este líquido se distribuye a todas las unidades de la provincia.

Ana Rita González Pérez //Foto Marlene Herrera


Nosotros habíamos establecido un encadenamiento productivo con Medilip, centro que estaba fabricando el hipoclorito de sodio, pero debido a los inconvenientes que se han presentado de índole general, hemos ido asumiendo poco a poco la producción de ese desinfectante para la red de farmacia”, señaló.


La especialista explicó sobre este último tema que no es difícil mantener un abastecimiento a las farmacias, pero “sí es necesario crear condiciones que permitan contar con los envases suficientes para la distribución a granel, porque para sostener esta situación debemos venderlo de esta forma.
No contamos con frascos ya que son importados. Para esto podríamos decir que la solución es recoger algunos de materias primas, pero no daría tiempo porque hay que lavarlos y deben pasar por un proceso de desinfección”, dijo.


Muchas de estas producciones se distribuyen también a la red de comercio para facilitar más su venta a la población. “En esto se alcanzó estabilidad, pero hay que lograr que se mantenga esa sostenibilidad que es lo que nos va a dar la respuesta que queremos en el hogar y en todas las unidades, para poder disminuir esa carga contaminante viral que tenemos”.


El laboratorio manzanillero de medicina verde tiene la capacidad de producir unos cinco mil litros de hipoclorito de sodio diarios. “Lo más importante es que esa sustancia no se quede en el laboratorio, sí es vital mandarla a las unidades, pero no podemos hacerlo con nuestros propios recipientes porque no tendríamos cómo continuar el ciclo productivo. Por eso es primordial que cada sitio donde se vende traten de garantizar tanques plásticos o que no se oxiden para mantener esa estabilidad”, señaló Ana Rita.


La especialista agregó que su colectivo está dispuesto hacer todo lo posible para lograr la permanencia de estas sustancias en la red de farmacia y de comercio, pero siempre será necesario contar con elementos primordiales como, “primero, que se suministren al municipio la materia prima que es el cloro porque nosotros no lo producimos, lo que hacemos es trabajar con la solución madre de cloro con las que realizamos las soluciones de hipoclorito al uno por ciento (1%) bajo previo análisis de la concentración con que entra este recurso. Este es el principal factor, sí hay estabilidad en su entrada al complejo hay capacidad de los cinco mil litros diarios”, explicó González Pérez.


Sobre la producción del gel hidroalcóholico Ana Rita detalló que “la demanda planificada de alcohol es para todo lo relacionado con los medicamentos naturales, pero dentro de la poca cantidad que tenemos estamos haciendo lo posible para producirlo.


Por su importancia tratamos de garantizar este producto a las grandes empresas locales como la de conservas y vegetales, las unidades de la Empresa de Telecomunicaciones (Etecsa), entre otros sitios que la necesitan en sus servicios.


Para el pueblo en la farmacia de medicina verde hacemos una venta semanal de nuestro gel desinfectante en las que no satisface las necesidades. De este producto asignamos también a los policlínicos y a los centros de aislamientos.


Nos proponemos a partir del día primero de septiembre ir incorporando más cantidad de desinfectante para las farmacias del municipio que incluye a la de medicina verde, a las pilotos, y de los repartos ICP-Pesquera para tratar de expenderlo a la población en distintas áreas de salud. Es todo un sistema que tenemos montado tras un estudio que comenzará a funcionar después del próximo mes¨, concluyó González Pérez.