Sin dudas, esta es una batalla de todos

Graciela, como tantas abuelas cubanas, aporta su granito de arena a esta batalla de todos // Foto Marlene Herrera
Graciela, como tantas abuelas cubanas, aporta su granito de arena a esta batalla de todos // Foto Marlene Herrera

Ante la insistencia de mi octogenaria madre para que le pasara para su casa la máquina de coser, porque, según ella, tenía que arreglarse un pantalón, no me quedó más remedio que hacerlo. De lo contrario ya se veía venir un temporal de disgustos.

Cuando finalmente quedó acomodada en la sala de su casa, la satisfacción se reflejó en su rostro, y sin perder el tiempo comenzó a coser, olvidada de su escasa vista de 82 años.

¿Qué quería coser en verdad? ¡Eso mismo! Ella quería hacer nasobucos para mi hija, que en su tercer año de Medicina está participando en la pesquisa que se hace casa a casa, y para mí, que tengo necesariamente que salir a trabajar y a realizar otras gestiones. Por ahí comenzó….

En junio cumplirá 83 años de edad, lo que no impidió que recordara su época de costurera // Foto Marlene Herrera
En junio cumplirá 83 años de edad, lo que no impidió que recordara su época de costurera // Foto Marlene Herrera

Y como ella, son muchas las imágenes que inundan las redes, de mujeres y hombres, casi todos adultos, que, sin pensarlo dos veces echaron mano a cuanta tela tenían a su alcance para contribuir a esta batalla que es de todos.

En Cuba no hay edad para ayudar, la solidaridad nos viene de adentro, de formación, de corazón. Y se leen y se escuchan anécdotas de quienes buscan la manera de apoyar, de poner su granito, como la anciana que regaló a mi hija uno, hecho por sus viejas manos, el día que llegó a saber cómo estaba su salud.

Esto es Cuba, así somos los cubanos.

Un comentario en “Sin dudas, esta es una batalla de todos

  1. Francisca Rodríguez Espinosa estuviera «ahora mismitico» como ella misma decía en el lugar de esta heroína guerrera de batas blancas cubanas. La misma perteneció al Pelotón Femenino las Marianas, pero no de manera oficial como ella misma lo hacía saber. La misma era nada más y nada menos pariente cercana y de convivencia de nuestro humilde y viejo barrio manzanilero.

Los comentarios están cerrados.