Un reconocimiento desde mi tierra

La doctora Ana Ramona Herrera Galiano recibió un auto KIA Picanto //  Foto Manuel Puertas Arias
La doctora Ana Ramona Herrera Galiano recibió un auto KIA Picanto // Foto Manuel Puertas Arias

Manzanillo. Febrero 15.- Como parte del  programa de atención a los trabajadores de la salud, y en reconocimiento a su desempeño profesional, resultados científicos e integralidad ética, político e ideológica, la doctora Ana Ramona Herrera Galiano recibió un auto KIA Picanto, en acto celebrado este viernes, en el Hospital Clínico Quirúrgico Universitario Celia Sánchez Manduley.

La prestigiosa profesional de la salud en esta ciudad de Manzanillo, especialista de Segundo Grado de Medicina Interna, Profesora Auxiliar, y Master en Enfermedades Infecciosas, se graduó como médico en el año 1985.

Con categoría docente desde hace más de 35 años, ha desempeñado esa labor en la formación de varias generaciones de médicos cubanos y extranjeros.

En la ceremonia, tras la lectura del currículo profesional de la Doctora Herrera Galiano, frente a compañeros de trabajo y familiares de la homenajeada, el Director General del Hospital Celia Sánchez Manduley, Doctor Agustín de la Torre Reyes le transmitió una felicitación en nombre del pueblo cubano.

En el Hospital Clínico Quirúrgico Universitario Celia Sánchez Manduley la doctora recibió el estímulo // Foto Manuel Puertas Arias
La especialista expresó su agradecimiento // Foto Manuel Puertas Arias

La especialista expresó el agradecimiento al gobierno cubano y a los directivos del Ministerio de Salud Pública por este acto de reconocimiento a su “humilde contribución a la formación de las nuevas generaciones y de salvar vidas durante estos años desde mi tierra”.

Con este suman cinco autos entregados a prominentes profesionales de la salud en Manzanillo en estímulo a su destacada trayectoria en la prestación de servicios asistenciales, docentes y científicos.

3 comentarios en “Un reconocimiento desde mi tierra

  1. Kia Picanto, pero de qué año? Donde yo vivo el KIA solo sirve los primeros años, despues es chatarra. Le hubieran regalado un Mercedes o un BMW, o una tarjeta para que se comprara algo en los Dos Leones

Los comentarios están cerrados.