Varadero de Epigran por la recuperación de las embarcaciones

Varadero de Epigran // Foto Marlene Herrera (Archivo)
Varadero de Epigran // Foto Marlene Herrera (Archivo)

Manzanillo. Enero 10.- Si algo es necesario para obtener resultados positivos en la pesca, es poder contar con barcos en buenas condiciones. Razón esta para destacar la labor que realizan los hombres del varadero  de la Empresa Pesquera Industrial de Granma (Epigram) de esta ciudad del golfo,  en la recuperación de las embarcaciones que se utilizan para la captura de diversas especies marinas.    

Pertenecientes a la unidad empresarial de base de la Técnica en la referida industria, el empeño de ingenieros, técnicos, especialistas y mecánicos es decisivo en las embarcaciones de la flota escamera, y dentro de estas los que se dedican a la pesca de las sierras, los camaroneros, escamas varias, y las enviadas.

En estas faenas anda desde que tenía poco más de veinte años Pedro Manuel Milanés Zamora, uno de los dos buzos que conforman el colectivo del varadero de epigran.

Al buzo profesional se le exige realizar cualquiera de los trabajos que se efectúan en superficie, pero en condiciones ambientales que motivan tensión y con presiones crecientes a las que debe adaptar su organismo con las técnicas correspondientes y con la ausencia del gas respirable indispensable para su vida.         

En Cuba se aplican normas que regulan la seguridad tanto de la vida humana en el mar como de la navegación, en relación con el buceo.

Ubicado entre los mejores de la región oriental de la Mayor de las Antillas, el varadero de epigran aspira a ampliar sus servicios y la capacidad de mantenimiento, para estar a tono con el plan de desarrollo económico vigente en el país.