La medicina china contra la COVID-19 ha sido la respuesta activa

Las políticas de prevención y control de epidemias adoptadas por China son flexibles y se han adaptado a las necesidades de cada momento. Foto: Diario de Ciencia y Tecnología.
Las políticas de prevención y control de epidemias adoptadas por China son flexibles y se han adaptado a las necesidades de cada momento. Foto: Diario de Ciencia y Tecnología.

El Diario de Ciencia y Tecnología de China publicó ayer una entrevista realizada a la experta cubana, Yailen Rivero Barreiro, Jefa de Producción de la Empresa Mixta Biotech Pharmaceutical Co (BPL), sobre las experiencias de la empresa durante la epidemia desatada por la COVID-19. A continuación la reproducimos integramente.

En las vacaciones del Festival de Primavera, la epidemia causada por la COVID-19 se extendió rápidamente en China, ¿por qué usted y su empresa continuaron fabricando medicamentos sin detenerse en ese momento?

Durante la epidemia, tuve la responsabilidad de coordinar la producción de nuestra empresa con el jefe de producción por la parte china, además de encargarme de las labores de prevención y control.

Después de concluida las festividades de Primavera, la producción de la empresa alcanzó muy buenos resultados, lograndose sobre cumplir el plan de producción previsto al 156%, respecto a igual período del año precedente. Aun cuando la epidemia se propagó rápidamente en China, la demanda de medicamentos para pacientes con cáncer continuó, de ahí que se hizo necesario mantener la producción durante la epidemia, lo que se convirtió en un gran desafío.

“Nuestra producción se basa en el cultivo continúo de células superiores de acuerdo con los requisitos de las buenas prácticas de fabricación, por lo que el costo de detener la producción es mayor. Además, el área de producción y los servicios de ingeniería deben monitorearse estrictamente antes de comenzar la producción.

“Nuestro proceso biofarmacéutico toma un largo camino, se requieren más de 45 días desde la etapa inicial del proceso hasta la obtención del Ingrediente Farmacéutico Activo (API) con cumplimiento del estándar de calidad”.

¿Qué tipo de dificultades encontraron usted y su empresa durante la epidemia? ¿Cómo afrontaron esas dificultades?

No hubo problemas en cuanto a la disponibilidad pues la empresa contaba con suficientes insumos y materias primas en almacen para llevar a cabo la tarea.

“En ese momento, nuestra principal preocupación era la gente. Había que tener en cuenta que el Festival de Primavera era un momento en que muchos de nuestros trabajadores ya tenían planificado regresar a sus ciudades natales para reunirse con sus seres queridos. Sin embargo, cuando consultamos con los jefes de proceso y operario la posibilidad de continuar las operaciones, todos expresaron su comprensión y se dieron cuenta de que lo más seguro era permanecer en la empresa durante el brote”.

Mientras se mantenía la producción de medicamentos durante la epidemia, ¿cómo mantener a los empleados fuera del peligro del coronavirus? ¿Qué medidas han adoptado usted y su empresa desde el brote?

Durante la epidemia los empleados de la compañía sintieron mucha seguridad. Proporcionamos dos semanas de alojamiento básico para los empleados, además de ropa de cama, alimentos, desinfectantes y equipo de protección personal. La sala de reuniones también se utilizó para que los empleados descansaran.

“Quedé profundamente impresionada por el sentido de responsabilidad de las personas, la respuesta de todos a la situación externa y su claro papel en la empresa. Todos ellos tomaron la decisión de apoyar mantener la producción, haciendo lo que sabían hacer, desde cada una de sus posiciones dentro del proceso productivo”.

Hoy en día, el gobierno chino está implementando políticas para alentar a las empresas y fábricas en varios sectores a reiniciar sus negocios y, al mismo tiempo, les pide que tomen medidas para contener la propagación del coronavirus. ¿Qué opina usted de estas políticas?

“Las políticas de prevención y control de epidemias adoptadas por China fueron altamente flexibles y proactivas y se han adaptado a las necesidades de cada momento. En estos momentos, el número de casos de infección local dentro del país ha disminuido bastante y los casos importados han comenzado a aumentar.

“El país entero adopto medidas graduales de cuarentena, entre ellas la observación del personal entrante, la reducción de vuelos internacionales y la suspensión de la entrada de extranjeros de acuerdo con los cambios en la situación para evitar un repunte de la epidemia.

“También promovió de manera activa y ordenada la reanudación de la producción al tiempo que abogó por la prevención y el control de la situación epidémica, con el objetivo de aumentar gradualmente la actividad económica del país. Por ejemplo, varias empresas e instituciones adoptaron medidas propias de prevención y control para mantener la actividad económica y minimizar el riesgo de infección.

“Creo que ha sido un trabajo muy profesional tratar de lograr que la economía no se deteriore y a su vez, no dejar que las personas pierdan sus empleos, con la adopción de ciertas medidas de prevención y control para garantizar la seguridad de la ciudad.

Para aquellas compañías que han reiniciado sus negocios, ¿podría proporcionar algunas sugerencias sobre cómo equilibrar la relación entre promover la producción y contener el coronavirus?

Para las empresas o instituciones que han reanudado la producción, sugiero prestar atención en primer lugar al cuidado de sus empleados y proporcionarles condiciones para garantizar su seguridad.

“Por ejemplo, algunos empleados pudieran trabajar de forma remota. Si otros empleados tienen que ir a la empresa, esta debe tomar medidas de prevención y controles de seguridad, proporcionar diariamente a los empleados equipos de protección, tomar la temperatura corporal al personal entrante y saliente; limpiar y desinfectar cada área, entre otras.

“Creo que las personas también necesitan entender que su trabajo es importante. No solo están ayudando a la empresa, sino también al país. En el futuro, las personas verán los beneficios de su trabajo para la familia y la sociedad”.

(Tomado del Diario de Ciencia y Tecnología de China)