Tengo 100 y ofreceré mi sangre a quien la necesite»

Manzanillero llega a 100 donaciones voluntarias de sangre//Foto Mario Martínez Tamayo
Manzanillero llega a 100 donaciones voluntarias de sangre//Foto Mario Martínez Tamayo

Manzanillo Junio 12.-  Corría el año 1978 cuando muy joven aún y estudiante de la antigua escuela Formadora de Maestros en esta ciudad, Juan Alberto Bello Mariño dio su primera extendida de brazos para el pueblo de Perú, tenía solo 18 años de edad.

Desde esa época y hasta entonces este profesional del sector de la educación y residente en el Consejo Popular Blanquizal- Vuelta del Caño, zona rural de este municipio, se ha mantenido dando sus extendidas de brazos para cualquier situación y llamado.

Precisamente este día 11 de junio del 2020 y en plena jornada por el Donante Voluntario de sangre, Juan Alberto arribó a la cifra de 100 extracciones del vital tejido en gesto noble, humano y sensible.

La impresionante cifra se concretó cuando Juan Alberto  respondió  a la convocatoria, convencido de que contribuye a salvar vidas a personas sometidas a diferentes procederes médicos que precisan  de su actitud.

Una persona puede necesitar en un quirófano o durante algún tratamiento más de 10 ó 20 bolsas de sangre, o a través del plasma que es otro tipo de donación que es muy utilizada en la fabricación de medicamentos.

«Mi grupo de sangre es O negativo (O-) y cada vez que me convoquen doy mi paso al frente porque, tú sabes cuántas vidas humanas se salvan con la acción que yo realizo «, comentó Juan Alberto.

«Esto que yo hago ya para mí es normal, y claro también te digo que solo en Cuba es donde se ve, donde la gente de forma voluntaria hace eso, claro así se demuestran y se ponen en práctica nuestros principios revolucionarios y de solidaridad».

Juan Alberto es hombre jovial, jaranero y revolucionario cabal que conoce sobremanera la importancia de lo que él voluntariamente realiza sin pensar en nada a cambio, hoy ya con 60 años dejó un mensaje para los más jóvenes.

«A los jóvenes que se sumen a esta importante actividad que nos distingue a nivel mundial y que permite salvar vidas humanas, ahí estaré yo dentro de ese gran ejército hasta que la salud me lo permita «, concluyó Juan Alberto Bello Mariño, donante de voluntario.

Junto a este manzanillero convencido también asistió gran representación de pueblo, sobre todo jóvenes que comienzan para dan continuidad al legado del Comandante en Jefe Fidel Castro.

Manzanillera dona sangre voluntariamente//Foto Mario Martínez Tamayo