Volvería a elegir ser instructora de arte

Yisel Masó Milá, instructora de arte en la escuela primaria José de la Luz y Caballero/Foto Lilian Salvat Romero
Yisel Masó Milá, instructora de arte en la escuela primaria José de la Luz y Caballero/Foto Lilian Salvat Romero

“Soy la inspiración de mis padres- comenta Yisel Maso Milá, instructora de arte en la escuela primaria José de la Luz y Caballero de esta ciudad- desde muy pequeña ellos me inculcaron el amor por este apasionante mundo.
Estudié en la escuela elemental de música Manuel Navarro Luna, mi sueño era ser músico profesional, además me incliné un poco por las artes plásticas, yo digo que los que tenemos este don, lo desarrollamos en todas las manifestaciones un poco.
Fui de pequeña, junto a mis padres, fundadora del festival de la canción infantil Rayitos de Sol, de esta ciudad, esos fueron mis inicios en este mundo del instructor del arte, luego tuve la posibilidad de graduarme en este perfil.
El trabajo con los niños me apasiona, yo descubro los talentos en la escuela desde que llegan a preescolar, es maravilloso ver como muchos de mis alumnos son artistas profesionales, hasta graduados del Instituto Superior de Arte, es un privilegio para mí, porque sé que puse mi granito en su formación.
De una buena disciplina proviene la calidad de lo que se hace y eso les inculcó, además de la apreciación de la buena música, me gusta la buena composición y así los instruyo, en la calidad de lo autoral, patrimonial y lo de nuestro terruño.
Creo que esto me ha llevado a obtener desde mis inicios, por allá por el 2016, cuando me titulé de la tercera graduación de la brigada José Martí, buenos resultados, varios reconocimientos y premio desde municipales hasta nacionales; he tenido niños que se han presentado en el festival nacional Cantándole al Sol con resultados satisfactorios, y en festivales corales.
El trabajo coral es lo que más me gusta, a pesar que esto implica sacrificios de parte de todos, los niños, padres y nosotros, es agotador, lleva muchos ensayos, pero si volviera a nacer y tendría que escoger, nuevamente elegiría ser instructora de arte”.