Chalecos amarillos protestan en Francia por octavo mes consecutivo

Foto PL
20 jul (Prensa Latina) El movimiento de los Chalecos Amarillos sale hoy a las calles en diversas ciudades de Francia para demandar cambios sociales, protestas que cumplen ocho meses consecutivos, aunque en los últimos han perdido mucha fuerza.

 

Según los organizadores de la nueva movilización sabatina, en esta capital se concentrarán en la plaza de la Puerta de Saint-Cloud, de donde partirá el recorrido.

Promovida como su acto 36, en alusión a la cantidad de sábados seguidos que se han manifestado desde el 17 de noviembre, la protesta -precisaron- abogará por la libertad de los chalecos amarillos encarcelados y el cese de lo que califican de represión policial, así como rechazará las políticas del presidente Emmanuel Macron.

Se espera que los movilizados con su peculiar indumentaria y cantos porten banderas y pancartas.

Entre los acontecimientos de la semana que pudieran encontrar eco en la nueva manifestación están la renuncia del ministro para la Transición Ecológica, Francois de Rugy, señalado por un supuesto mal uso de fondos públicos; la presentación por el gobierno de las bases para su proyecto de reforma de pensiones; y la condecoración a algunos policías investigados por violencia contra el movimiento.

También por estos días se divulgó un reporte parlamentario que atribuye a los chalecos amarillos millonarias pérdidas para la economía francesa.

Si bien el movimiento ya no reúne en sus actos de los fines de semanas a decenas o cientos de miles de personas, como en sus orígenes, sus integrantes aseguran que sigue vivo y no desaparecerá mientras queden demandas sociales a escuchar por Macron.

Por su parte, el gobierno asegura que las medidas y proyectos promovidos en los últimos meses dan respuesta a las principales preocupaciones de la población, por lo que las protestas no tienen razón de ser, y a eso atribuye la menor participación.

En medio de la baja en el nivel de manifestantes, los chalecos amarillos lograron su objetivo de llamar la atención el pasado domingo, cuando exigieron la dimisión de Macron y entonaron su himno durante el desfile en esta capital por el 14 de julio, Día Nacional de Francia.

Los activistas se mezclaron entre las cientos de miles de personas presentes en unos Campos Elíseos con mucha seguridad, en una protesta que dejó varios detenidos.

tgj/wmr

Comparte esto!