Díaz-Canel: La mejor respuesta la ha dado el pueblo

Presidente cubano, Miguel Diaz-Canel evalúa la implementación de estrategias para enfrentar la actual circunstancia energética que atraviesa el país // Foto: Estudios Revolución

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, destacó  en la provincia de Las Tunas que ante la coyuntura económica que atraviesa el país, particularmente con el desabastecimiento de combustible, “la mejor respuesta la ha dado el pueblo”.

Durante un recorrido de dos días por el oriente de la Isla – que incluyó en su última jornada a Las Tunas, Camagüey y Ciego de Ávila – el mandatario subrayó la comprensión, el apoyo y la disposición de los cubanos en la búsqueda de soluciones.

En cada uno de esos territorios, Díaz-Canel evaluó como coherente e integral el trabajo desarrollado luego de que se explicaran en dos Mesas Redondas los detalles de la situación generada por la hostilidad del gobierno de los Estados Unidos, que continúa cerrando el cerco sobre Cuba. La medida más sistematizada en los últimos tiempos, puntualizó el Jefe de Estado, ha sido la persecución y la presión sobre las navieras y agencias aseguradoras para que no negocien con nosotros.

En los encuentros de trabajo – que ya suman once – el Presidente conoció de las medidas que cada provincia ha puesto en marcha, a partir de sus particularidades, para aminorar las afectaciones en el transporte, la producción de alimentos, la higiene comunal, la agricultura, el abasto de agua, el curso escolar, la salud, entre muchos otros sectores.

El recorrido, que debe continuar en los próximos días por el centro, permitió constatar la vitalidad de la nación, que a consideración del Jefe de Estado no está paralizada, sino que saca a flotes las verdaderas reservas con que cuenta. Lo que ha sucedido, dijo en Ciego de Ávila, demuestra que de estas situaciones se aprenden y se pueden sistematizar buenas soluciones.

Desde la cuenta de Twitter de la Presidencia de Cuba se dio a conocer que los avileños trabajan para garantizar entre las principales actividades, la producción agrícola, el traslado de la canasta familiar, la trasportación a pacientes oncológicos y de hemodiálisis, entre otras medidas.

Saldremos más fortalecidos, aseguró Díaz- Canel, porque hemos puesto a prueba nuestros planes de enfrentamiento, hemos aglutinado a la gente y han surgido ideas muy creativas. Vamos a volver a la normalidad, afirmó, y lo haremos sumando todas las medidas adoptadas ahora y que nos permiten ser más eficientes.

Por qué nos vamos a dar el lujo de que un camión de carga viaje vacío, se preguntó el Presidente en Camagüey; por qué no vamos a seguir exigiendo a los choferes de los vehículos estatales que paren a recoger personas; por qué no podemos habilitar dos alternativas para la cocción de alimentos; por qué no vamos a desplazar las actividades productivas del horario de máxima consumo; por qué vamos a renunciar a la solidaridad.

Se trata de pensar de manera diferente, ahorrar los recursos, usar eficientemente lo que tenemos, aun cuando mañana la situación pueda ser más holgada, comentó. Asismi

Como ha hecho de manera habitual durante estas visitas, donde ha estado acompañado por el primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Salvador Valdés Mesa; el Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez; y los ministros de Economía y Planificación y del Transporte, Alejandro Gil Fernández y Eduardo Rodríguez Dávila, el mandatario compartió conceptos que deben prevalecer.

Habló de convocar a los jóvenes por su energía y prepararlos para enfrentar situaciones similares en el futuro; del ejemplo personal de los cuadros, que deben caracterizarse por su austeridad; de no declarar trabajadores interruptos, sino hacer cambios de labor; de mantener una estrecha relación entre el sector estatal y no estatal, para responder entre todos a los problemas; y de sostener en el tiempo una conducta ahorrativa más allá de la actual coyuntura económica.

En definitiva a pensar como país siguió convocando el Presidente, para que las afectaciones a la economía y la población sean mínimas. Hasta el momento se ha podido, por ejemplo, evitar los apagones a pesar del déficit de combustible, ello denota cuánto puede hacer el trabajo colectivo.

“Nadie nos va a amargar la vida, no vamos a perder el sueño”, apuntó varias veces Díaz-Canel; nuestro pueblo seguirá siendo alegre y laborioso y continuará consolidando sus victorias.

Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, durante el chequeo del cumplimiento de las tareas implementadas en Camagüey para enfrentar la actual situación energética. Foto: Rodolfo Blanco/ ACN.

Comparte esto!